Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 01 de octubre de 2022
  • Actualizado 10:41

CONCIENCIA/// POCO A POCO LA GENTE DEJA LAS FOGATAS.

San Juan, entre el olvido, el hot dog y las parrilladas

San Juan, entre el olvido, el hot dog y las parrilladas



La gente en las calles se sorprende cuando escucha la pregunta ¿cómo festejará la noche de San Juan?, luego de pensar la respuesta por unos minutos, cinco ciudadanos dicen que quizá compartirán un hot dog o harán una parrillada, dos responden que no tienen pensado nada porque la fiesta está ingresando al olvido tras la prohibición de encender fogatas y que por eso se irán a dormir temprano.

A los propietarios de las discotecas tampoco les inquieta movilizarse para ofrecer algo especial esa noche. Coinciden en señalar que los jóvenes no salen de sus casas y prefieren un encuentro en familia o entre amigos.

DISCOTECAS De tres discotecas consultadas, dos informan que no programan nada en particular para la noche del 23 de junio.

La única discoteca que aún estudia la posibilidad de una fiesta temática alusiva a la fecha es Mandarina Lounge. Desde el local informan que piensan preparar ponche, hot dogs y otros.

La discoteca Latitud 15.51, de Rolando Tames descarta cualquier organización. Neva, esposa de Rolando está segura que la gente no acostumbra a salir de sus casas. La atención se normaliza el viernes 24. Latitud 15.51 (calle Tarija No. 1551) se caracteriza por amenizar con los clásicos de los años 80 y 90, además del merengue y salsas.

Carlos Chávez, de Night Song Karaoke también desestima programar una fiesta especial porque no hay mucha afluencia de gente y las personas consideran que quedarse en casa es mejor.

Baja la venta de singanis y vinos en 35 por ciento en Cochabamba

San Juan deja de ser, poco a poco, la fiesta donde se comparten bebidas alcohólicas alrededor de una fogata, ello lleva a una consecuente disminución en la venta de singanis, ron y vinos.

Juan Carlos Rodríguez de la empresa R y R asegura que la venta ha sufrido una drástica caída. “El año pasado, más o menos en estas fechas, tuvimos una disminución del 35 por ciento en las ventas”.

Ahora estamos en “stand by”, nos encontramos en la misma situación, pero creemos que mejorará para agosto y septiembre, señala. En ambos meses, el calendario registra dos feriados: el Día de la Patria y la efeméride de Cochabamba.

Refiere que hasta hace años entregaba a comerciantes productos en consignación (dar el producto a los vendedores y cobrar solo por lo que se vendió), pero ahora ya ni se acercan para preguntar sobre esta forma de comercialización.

Armaban combos de té con té, ponches, leche de tigre (leche con singani), pero ahora no se hizo absolutamente nada.

R y R vende una variedad de bebidas en la avenida Cabildo No. 1869, pero principalmente el ron coco.

Rodríguez afirma que la gente ya no se reúne como antes ni siquiera para charlar entre amigos.

Pero también advierte que los operativos realizados por la Intendencia y el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria (Senasag) en empresas ilegales que utilizan carne en mal estado, está afectando a las embutidoras legalmente constituidas porque la gente ya no discrimina lo que está bien hecho de lo que está mal y deja de comprar. “Tengo amigos que son empresarios y ellos me comentan que también el consumo de embutidos ha bajado en 50 por ciento ”.

En tanto que, Leonor Vargas de la empresa Cuatro Arroyos señala que la fiesta de San Juan está muriendo poco a poco y que los vinos tarijeños, que es su especialidad en ventas, “no se comercializan mucho, no como en carnavales, por ejemplo”.

Los niños se quedan jugando en sus casas y los adultos los acompañan, señala.

La ciudadana Wilma Linaja está de acuerdo con que los encuentros familiares alrededor de una fogata han desaparecido y también está sucediendo lo mismo con las reuniones junto a los hot dog o un ponche para el frío.

Es cierto que las familias se encuentran brevemente, pero ya cada vez menos para compartir un sándwich u otros alimentos.

José

Jubilado

Paso San Juan como si nada. En mi juventud hacíamos fogata, pero ahora porque otros países contaminan, nosotros debemos pagar y privarnos, eso no está bien.

Maira Choque

Bachiller

Soy de la Promoción 2016 del Colegio República de Venezuela. En casa no hacemos fogata, solo pasamos en familia. Comemos algo de hot dog y si se puede una parrillada.

Waldo Wolf

Contador

jubilado

Ya nos hemos olvidado de San Juan, porque tanto prohíben que es preferible no hacer nada. No comemos ni hot dog ni tomamos ponchecito. Hay que cuidarse.

Jaime Demare

JUBILADO

Ya no extraño San Juan y no se puede encender fogatas en casa. Alguna vez comemos hot dog, pero hay que cuidarse de las cosas que dañan.