Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 22 de septiembre de 2019
  • Actualizado 12:36

Terapia para menopausia expone a mujeres a padecer cáncer de mama

Terapia para menopausia expone a mujeres a padecer cáncer de mama


" hspace="" vspace="" class="foto_600">
La terapia hormonal para la menopausia, conocida por otros como terapia de reemplazo hormonal, incrementa el riesgo de desarrollar y padecer cáncer de mama, incluso hasta 10 años posteriores a la culminación del tratamiento, según un estudio.
Los investigadores de la Universidad de Oxford, en Reino Unido, afirman que los resultados significan que la probabilidad de desarrollar ese tipo de cáncer es dos veces mayor de lo que se les ha dicho a las mujeres, hasta hoy.
Calculan que un millón de casos de cáncer de mama podrían haber sido causados por la terapia en países occidentales desde 1990.
Organizaciones de ayuda afirman que el medicamento debe ser utilizado durante el menor tiempo posible.

¿Qué es terapia hormonal para la menopausia? La menopausia es el momento de la vida de la mujer en que el período menstrual se detiene y cesa la posibilidad de embarazarse de forma natural.
Entonces ocurre una marcada reducción en dos hormonas, estrógeno y progesterona, lo que tiene efectos profundos en todo el organismo.
Esto puede resultar en sofocos o sensaciones repentinas de calor, sudores nocturnos, cambios en el estado de ánimo, sequedad vaginal y reducción en el deseo sexual.
La terapia hormonal para la menopausia (THM) esencialmente reemplaza las hormonas perdidas para aliviar los síntomas menopáusicos.
El medicamento normalmente es conocido como terapia de reemplazo hormonal (TRH) y se vende en diferentes formas, como tabletas, gel, parches o cremas vaginales.
Puede estar compuesta de distintas hormonas. Algunas son solo de estrógeno, otras incluyen progestágeno (una hormona sintética que estimula la progesterona).
Y también puede tener incoporados otros compuestos como hormonas tiroideas, hormonas de crecimiento o testosterona, los cuales no formaron parte de este estudio.
Sin embargo, todos estos fármacos tienen efectos secundarios y en el caso de de la THM incluyen el riesgo de cáncer.

¿Cuán grande es el riesgo? El estudio calculó que seis de cada 100 mujeres que no toman terapia hormonal para la menopausia podrían desarrollar cáncer de mama entre los 50 y 69 años.
Si toman estrógeno y progestágeno cada día durante cinco años, ocho de esas mujeres podrían desarrollar cáncer de mama.
Así que de cada 50 que toman la terapia combinada, una podría desarrollar cáncer de mama como resultado del fármaco.
Hay otros tipos de terapia de reemplazo hormonal, y cada una de ellas mostró también un incremento en el riesgo.
Tomar terapia hormonal de forma intermitente (estrógeno diariamente pero progestágeno durante medio mes aproximadamente) condujo a un caso adicional de cáncer de mama en cada 70 personas.
Y si se toma estrógeno solamente causa un caso adicional en cada 200 mujeres.
Sin embargo, tomar solo estrógeno incrementa el riesgo de cáncer de útero y normalmente se usa solo después de una histerectomía.

¿Qué es lo nuevo en estos resultados? Lo que es nuevo es que muestra que el incremento en el riesgo de cáncer de mama dura más de una década y también el impacto que tiene.
"Cálculos previos sobre el riesgo asociado al uso de terapia hormonal para la menopausia indican que éste casi se duplica con la inclusión del riesgo persistente después de que cesa el uso de las hormonas", explica la profesora Valerie Beral, de la Universidad de Oxford.