Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 23 de septiembre de 2019
  • Actualizado 16:17

La temprana detección es la clave para acabar con la hepatitis C

Lo ideal es que todas las personas se realicen pruebas, ya que situaciones muy cotidianas, como ir al dentista, pueden ser riesgosas.
La temprana detección es la clave para acabar con la hepatitis C


Erradicar la hepatitis C es posible; sin embargo hace falta mejorar los programas de detección y prevención, coincidieron especialistas en el tema.

"El problema es que una de cada cuatro personas que padece la enfermedad no sabe que la tiene", comentó el doctor José Luis Cañadas, miembro de la Asociación Mexicana de Médicos Especialistas en la Industria Farmacéutica.

Con motivo del Día Mundial de la Hepatitis C que se celebra cada 28 de julio, el experto señaló que esta es una enfermedad del hígado producida por el virus de la hepatitis.

Se estima que a nivel mundial existen 71,1 millones de personas con infección crónica y cada año mueren unas 400.000 debido a complicaciones como cirrosis o carcinoma hepatocelular.

"El problema es que cuando el virus se aloja en las células del hígado no presenta ningún síntoma, por lo que puede pasar 20 o 30 años sin que la persona sepa que está infectada", manifestó el también director médico de la farmacéutica AbbVie México.

Dijo que cuando aparecen los síntomas generalmente la persona va al médico porque se siente cansado, sangra, se hincha o empieza a tener problemas cerebrales. "Es cuando les hacen la prueba y son diagnosticados, pero muchas veces el daño que tienen en su hígado ya es importante", dijo.

La doctora Margarita Dehesa, miembro activo del Comité Científico de la Fundación Mexicana para la Salud Hepática (Fundhepa), manifestó que es por ello que resulta fundamental que la prueba para diagnosticar la hepatitis C se considere para toda la población.

"Detectar la enfermedad oportunamente evita que el virus pueda evolucionar a fibrosis, lo que puede derivar en cáncer de hígado", señaló la exjefa del servicio de gastroenterología del Centro Médico Nacional del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El doctor Cañadas señaló que la situación ideal es que todo el mundo se hiciera la prueba, porque al final toda la población en algún momento de su vida está expuesta al virus. "Incluso ir al dentista, si no tiene las medidas adecuadas, puede ser un lugar en que se puede contraer el virus".