Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 22 de septiembre de 2019
  • Actualizado 02:14

La ortodoncia no asegura la salud bucal a largo plazo

Un estudio de 448 pacientes con brackets reveló que también registraron caries y pérdidas de dientes.
La ortodoncia no asegura la salud bucal a largo plazo


La ortodoncia, que corrige las irregularidades en laposición de los dientes, no asegura la salud bucal a largo plazo, contrariamente a la creencia generalizada de que estos tratamientos previenen el deterioro de las piezas dentarias, según un estudio publicado en Australia.

"El estudio halló que las personas que se sometieron a tratamientos ortodóncicos no tuvieron una mejor salud bucal a largo plazo", dijo el líder del trabajo, Esma Dogramaci, en un comunicado de la Universidad de Adelaida.

Dogramaci, cuya investigación fue publicada en la revista Community Dentistry and Oral Epidemiology, recalcó que los pacientes a menudo piden tratamientos para enderezar sus dientes torcidos argumentando que éstos les evitarían problemas de deterioro de la dentadura en el futuro.

Pero el seguimiento de los casos de 448 pacientes de entre 13 y 30 años reveló que no se registraron grandes diferencias entre los que se sometieron a tratamientos ortodóncicos y los que no, ya que en ambos casos se registraron caries, curaciones o pérdidas de dientes.

Los tratamientos ortodóncicos son cada vez son más populares y se prevé que en 2023 generen ganancias de más de 6.000 millones de dólares en todo el mundo, según un comunicado.

"Las evidencias de esta investigación muestran claramente que las personas deben cepillarse los dientes frecuentemente, una buena higiene oral y revisiones de control dentales para prevenir las caries", recalcó Dogramaci.

Los brackets no solo se usan por una cuestión estética, sino también para garantizar menos desgastes, evitar el trauma oclusal o dificultades en la función fonética y una mala masticación. La ortodoncia permite corregir problemas a una edad precoz, mejorando el pronóstico de las alteraciones del crecimiento óseo del maxilar o de la mandíbula y de una incorrecta posición de los dientes.