Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 22 de septiembre de 2019
  • Actualizado 02:11

Médicos piden trasladar a siameses de Yemen

Los galenos del Hospital de Saná consideran que no hay condiciones para atender a los bebés. El padre de los neonatos rechaza la separación.
Médicos piden trasladar a siameses de Yemen


Médicos de un hospital yemení llamaron a las organizaciones internacionales a que ayuden a trasladar fuera del Yemen a dos neonatos siameses nacidos el 24 de enero, cuya salud se está deteriorando por la falta de servicios en el país, escenario de la peor crisis humanitaria en el mundo, según la Organización de Naciones Unidas (ONU).

El responsable del área infantil en el Hospital de Al Thawra, Faisal al Babli, explicó que los pequeños "no pudieron ser transferidos directamente al extranjero" para un mejor tratamiento.

"Es un caso único en Yemen, dos niños en un cuerpo, con dos cabezas, dos corazones, dos pulmones, dos corazones, dos estómagos y dos espinas dorsales. Solo comparten la pelvis y las extremidades con dos manos y dos piernas", dijo.

Aunque los siameses, que fueron llamados Abdul Jaliq y Abdul Rahim, están "en general estables, su salud esta gradualmente deteriorándose", advirtió el médico, por lo que pidió a organizaciones internacionales dedicadas al cuidado de la infancia que les salven.

"Estamos ahora mismo buscando financiación y asistencia para que se les pueda proveer los cuidados sanitarios (...) y trasladarlos fuera del Yemen", indicó Al Babli.

Los pequeños se encuentran en la unidad de cuidados intensivos del hospital de Saná, ciudad controlada por los rebeldes hutíes y cuyo aeropuerto se encuentra cerrado por el bloqueo aéreo impuesto por la coalición árabe, liderada por Arabia Saudí, que lucha a favor del Gobierno yemení contra los insurgentes.

El médico señaló que los servicios sanitarios en el país "son muy pobres, especialmente por la guerra que el Yemen está experimentando (...) además del bloqueo impuesto en el país y el cierre del aeropuerto de Saná".

El padre de los siameses, Akram Ali Ahmed, de 20 años, que regresó a su hogar en una zona a las afueras de Saná por consejo de los médicos mientras sus hijos se encuentran ingresados, indicó que quiere que sus niños se queden tal y como nacieron.

"No quiero que se haga nada con mis hijos, ni que sean separados ni que ninguno de ellos muera por el otro", aseveró el padre primerizo. "No me opongo a lo que Dios me ha dado", zanjó.

Cumplen 16 años, pese a mal pronóstico

Las siamesas Zainab y Jannat Rahman, a quienes los médicos les pronosticaban pocas posibilidades de sobrevivir, celebraron recientemente su cumpleaños número 16.

El portal www.debat.com.mx

Las hermanas fueron sometidas a una complicada cirugía para ser separadas a las seis semanas de haber nacido en el hospital Great Ormond Street de Londres, por un equipo quirúrgico conformado por 20 miembros. Después de 4 horas y media, la operación concluyó con éxito.

El padre de las siamesas, Luther Rahman, dijo que los doctores les explicaron que había una posibilidad de supervivencia entre un millón de casos, y que por suerte, el órgano que compartían era el hígado, que es el único que se regenera.

"Si sobrevivían, existía la posibilidad de que una de las niñas pudiera perder una extremidad o desarrollar una enfermedad", señaló.

Su madre, Nipa Rahman, expresó la felicidad que siente ahora de ver a sus hijas crecer y presenciar sus logros.Las jóvenes actualmente están por terminar la secundaria. Zainab planea estudiar Pediatría en Cambridge, mientras que Jannat quiere estudiar Derecho en Oxford.