Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 22 de septiembre de 2019
  • Actualizado 12:27

Cómo hacer una limpieza facial

Cómo hacer una limpieza facial


Es posible hacer su propio tratamiento facial en el hogar, para que la piel luzca más tersa, suave y menos irritada. Se pueden utilizar productos comerciales, mezclas caseras o una combinación de ambos para obtener una limpieza perfecta.

El primero paso recomendado a SALUD por la cosmetóloga Patricia Suárez es limpiar el rostro. Esta etapa comprende el lavado de la cara para quitar toda la grasa, los restos de bloqueador solar y las sustancias contaminantes del ambiente que se impregnan todos los días en la piel. También ayuda a evitar que los poros se cierren, lo que a su vez previene la aparición de brotes de acné. Por último, la limpieza del rostro ayuda a preparar a la piel para absorber todos los productos que se aplicarán.

Se debe lavar la cara como mínimo dos veces al día, aunque no se tenga un tratamiento facial completo. Se tiene que apartar todo el cabello hacia atrás con una vincha. Luego, lavarse las manos y quitar todo el maquillaje del rostro.

Como regla general, las personas con piel mixta o grasa deben utilizar limpiadores en gel y espuma, mientras que las personas con piel normal o seca deben utilizar limpiadores faciales en crema porque le brindan una humectación adicional al rostro.

Si se tiene acné en grado leve, se debe usar un limpiador facial que contenga ácido salicílico que ayuda a destapar los poros para eliminar y prevenir las lesiones de acné en la piel.

LO QUE DEBER

SABER

EXFOLIACIÓN

La exfoliación ayuda a eliminar las células muertas de la piel, las cuales pueden obstruir los poros y dar lugar a los brotes de acné. Además, ilumina la piel y la hace lucir más radiante, mientras que la piel sin exfoliar puede tener una apariencia “opaca”.

Hacerlo de forma adecuada y frecuente también puede rejuvenecer el cutis, ya que expone las capas de piel nuevas y frescas que están debajo de las capas dañadas.

Hay muchos productos para el cuidado de la piel que puedes comprar en cualquier farmacia. 

ES POSIBLE elaborar

UN LIMPIADOR CASERO

Es posible hacer un limpiador facial casero usando unos cuantos ingredientes que tal vez ya se tenga a la mano. Aquí hay algunas opciones:

Mezcla 3 cucharadas de jugo de manzana fresco, 6 cucharadas de leche entera y 2 cucharadas de miel.

Si se deseas obtener un limpiador facial caliente, entonces se entibia la miel en el microondas durante 10 segundos antes de mezclarla con los demás ingredientes.

Se agrega media cucharada de hojuelas de avena en un procesador de alimentos y se deja funcionar el procesador hasta que la avena quede en polvo.

Luego se incluye una cucharada de almendras y se deja procesar nuevamente hasta que las almendras estén en polvo.

Se mezclan los ingredientes anteriores con ¼ de cucharadita de miel y ¼ de cucharada de leche de soya.

Se lava la cara, se moja la piel con agua tibia y luego se aplica una pequeña cantidad de limpiador facial realizando movimientos circulares.

Después se enjuaga el rostro con agua tibia y se seca dando pequeños toques. No se tiene que frotar fuertemente la piel con una toalla, sino se pondrá roja e irritada.

Se tiene que aplicar el exfoliante con delicadeza. Solo se debe hacer un ligero movimiento circular para desprender toda la piel muerta. Si se frota con mucha fuerza, la piel terminará roja e irritada.

Se tiene que enjuagar la cara con agua tibia y secar dando pequeños toques.

Otro paso importantes es aplicar vapor en el rostro que limpiará profundamente los poros. Al sudar se logrará expulsar gran cantidad de impurezas, incluyendo las espinillas, los puntos negros y otros. Además, el vapor hidrata las capas internas y externas de la piel.