Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 15 de septiembre de 2019
  • Actualizado 02:10

88 por ciento de las mujeres en India no accede a paños higiénicos

Niñas, adolescentes y mujeres de la India son echadas de cocinas, templos y hasta de sus viviendas durante el periodo menstrual, porque se las considera “impuras” y son víctimas de discriminación.
88 por ciento de las mujeres en India no accede a paños higiénicos


Más del 80 por ciento de la mujeres en la India continúa sin acceso a compresas apropiadas y lugares de aseo durante la menstruación, un periodo de estigma y tabú en este país que las mantiene alejadas de los sitios públicos, indicó la Organización WASH United, con ocasión del Día Internacional de la Menstruación.

"Según la cifra más reciente que tenemos, solo el 12 por ciento de mujeres de la India tiene acceso a productos industriales de higiene menstrual", dijo a EFE Thorsten Kiefer, director general de WASH United, que trabaja en el desarrollo de condiciones sanitarias en países de Asia y África subsahariana.

Limitadas por la pobreza o por temas culturales, muchas de las niñas y mujeres en edad menstrual utilizan durante el período pedazos de tela, paños o piezas hechas con recortes de colchones viejos, explicó.

Pese a los grandes avances de los últimos años, en la India las mujeres todavía son vetadas en templos, cocinas e incluso en sus propias casas cuando tienen el período por ser consideradas "impuras", lo que también les impide manipular alimentos y en algunos casos les obliga a dormir en chozas fuera de las viviendas familiares.

"Las niñas y mujeres necesitan saber qué es la menstruación y cómo manejarlo con confianza y sin ninguna vergüenza", declaró Kiefer, quien señaló que en la India el 50 por ciento de las mujeres sabe nada o muy poco sobre el periodo.

A ello se suman "los tabúes, los estigmas, la discriminación" y la "falta de acceso a productos para la menstruación" y a la infraestructura sanitaria.

Niñas y mujeres siguen siendo discriminadas, excluidas y el periodo seguirá siendo una difícil situación que tendrán que continuar afrontando, dijo Kiefer.

Las redes sociales del país se hicieron también eco de la reclamación de millones de niñas y mujeres que continúan siendo excluidas de la sociedad, con la campaña #RedDotchallenge, en español "El reto del punto rojo".