Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 22 de septiembre de 2019
  • Actualizado 19:11

Los ronquidos no son un problema solo masculino

Los ronquidos no son un problema solo masculino

Una nueva investigación muestra que roncar no es cosa solo de hombres. "Aunque no encontramos ninguna diferencia en la intensidad de los ronquidos entre los sexos, las mujeres tienden a no informar el hecho de que roncan y a subestimar el volumen de sus ronquidos", comentó a HealthDay News el investigador principal, el Dr. Nimrod Maimon, director de medicina interna en el Centro Médico de la Universidad de Soroka, en Be´er Sheva, Israel.
"Las mujeres reportaron que roncaban con menos frecuencia, y describieron que los ronquidos eran más leves", señaló Maimon en un comunicado de prensa de la Academia Americana de Medicina del Sueño (American Academy of Sleep Medicine).
El estudio incluyó a más de 1.900 personas, con una edad promedio de 49 años, que fueron remitidas a un centro de trastornos del sueño.
Se encontró que un 88 por ciento de las mujeres roncaban, pero apenas un 72 por ciento reportaron que roncaban. Ambas tasas fueron de alrededor de un 93 por ciento entre los hombres del grupo del estudio.
Entre las personas que roncaban, el volumen promedio máximo fue de 50 decibeles entre las mujeres y de 51.7 decibeles entre los hombres. Aunque un 49 por ciento de las mujeres tenían ronquidos entre graves y muy graves, apenas un 40 por ciento calificaron sus ronquidos a ese nivel, encontraron los investigadores.
Los autores del estudio anotaron que hay un estigma social asociado con los ronquidos entre las mujeres, de forma que ellas quizá no sean sinceras cuando se les pregunte sobre los ronquidos. Algo que es más preocupante es que esto podría contribuir a un diagnóstico insuficiente de la apnea obstructiva del sueño en las mujeres.
Los ronquidos son una señal de advertencia común de apnea obstructiva del sueño, en que las vías respiratorias superiores colapsan de forma repetitiva durante el sueño. Si no se trata, la apnea obstructiva del sueño puede conducir a la hipertensión, el accidente cerebrovascular, la enfermedad cardiaca y otros problemas de salud.
"El hecho de que las mujeres reportaran que roncaban con menos frecuencia y lo describieran como más leve podría ser una de las barreras que evitan que las mujeres acudan a clínicas del sueño para someterse a un estudio del sueño", planteó Maimon.
Cuando examinen la apnea obstructiva del sueño en las mujeres, los proveedores de atención de la salud quizá deban tomar en cuenta otros factores además de los ronquidos autorreportados, sugirió.
Por ejemplo, las mujeres con apnea del sueño quizá sean más propensas que los hombres a reportar otros síntomas, como fatiga diurna o cansancio.
El estudio fue publicado recientemente en línea en la revista Journal of Clinical Sleep Medicine.