Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 19 de septiembre de 2019
  • Actualizado 21:41

MUÉVASE AL MENOS 30 MINUTOS AL DÍA Y VIVA MÁS TIEMPO

Si es una persona sedentaria, comience a moverse. Su vida podría depender de ello

Si es una persona sedentaria, comience a moverse. Su vida podría depender de ello

Los investigadores aseguran que reemplazar 30 minutos al día en los que está sentado con actividad física podría reducir el riesgo de muerte prematura casi a la mitad, informó HealthDay News.
Examinaron 14 años de datos sobre la inactividad y la actividad en más de 92.500 personas en un estudio de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).
Entre los participantes que tenían el nivel más bajo de actividad (menos de 17 minutos al día de actividad física de moderada a vigorosa), reemplazar 30 minutos del tiempo que pasaban sentados con actividad física leve se asoció con una reducción del 14 por ciento en el riesgo de muerte prematura.
Y las personas menos activas que reemplazaron tiempo que pasaban sentadas con media hora al día de actividad física vigorosa redujeron el riesgo de muerte prematura en un 45 por ciento, encontró el estudio.
Hubo beneficios similares, pero más pequeños, entre los participantes que ya tenían una actividad moderada.
Las personas más activas que reemplazaron 30 minutos en que estaban sentadas con una actividad física leve redujeron su riesgo de muerte prematura en un 6 por ciento, mientras que las que realizaron media hora de actividad física entre moderada y vigorosa redujeron su riesgo en un 17 por ciento.
Entre los que se consideró que tenían la mayor actividad (las personas que ya realizan más de 38 minutos al día de actividad física entre moderada y vigorosa), pasar menos tiempo sentados y moverse más no se asoció con una reducción en el riesgo de muerte temprana.
"Estos hallazgos sugieren que reemplazar unas cantidades modestas del tiempo que pasamos sentados con una actividad física incluso leve podría tener el potencial de reducir el riesgo de muerte prematura entre los adultos menos activos", señaló en un comunicado de prensa de la Sociedad Americana Contra El Cáncer la autora del estudio, Erika Rees-Punia. Rees-Punia es miembro postdoctoral de la organización.
El estudio notó que la actividad regular de intensidad de moderada a vigorosa se asocia con un riesgo más bajo de enfermedad cardiaca y ciertos tipos de cáncer. Y unas mayores cantidades de tiempo sedentario se asocian con un riesgo más alto de enfermedad y muerte.
Los hallazgos aparecen en la edición del 21 de marzo de la revista American Journal of Preventive Medicine.