Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 21 de junio de 2021
  • Actualizado 15:53

Uva, potente alcalino para limpiar la sangre

Esta fruta antioxidante y se potencian esas propiedades si es que se mezclan de varios colores. Tiene potasio, cobre y manganeso.
Uva, potente alcalino para limpiar la sangre
Uva, potente alcalino para limpiar la sangre. DIRECTOALPALADAR.COM
Uva, potente alcalino para limpiar la sangre

Las uvas son energéticas, pues contienen abundantes hidratos de carbono (17%) de rápida asimilación, que se enlentece gracias a su fibra. Contra lo que se suele creer, su índice glucémico no es alto, sino medio (45).

Contienen vitamina C y betacaroteno. Entre sus minerales destacan el potasio, el cobre y el hierro, aunque también calcio, fósforo, magnesio, manganeso, azufre y selenio.

El aporte calórico de la uva queda compensado por su capacidad depurativa. Contiene más de un 80% de agua que ayuda a aligerar el organismo. Su calcio (15 mg/100 g) y otros elementos alcalinos estimulan el hígado, órgano que equilibra la acidez de la sangre, la limpia y la hace más fluida, con lo que actúa poderosamente en las transformaciones orgánicas. Por ello resultan idóneas para mejorar el estado de ánimo y reponerse del cansancio, al combinar los carbohidratos con las vitaminas del grupo B, en las que destacan. 

Los estudios demuestran que sus fitoquímicos ayudan al equilibrio glucémico de la sangre, porque estimulan el páncreas y la producción de insulina.

La uva es también un laxante suave. Este efecto depurativo se ha usado desde antiguo para realizar curas de otoño. Es adecuada también en trastornos renales, de piel, retención de líquidos, artritis o gota.

Del mismo modo, su potasio (183 mg) y ácidos orgánicos estimulan los riñones facilitando su acción diurética y la eliminación de sustancias de desecho, como el ácido úrico.

La uva es una fruta maravillosa, con fantásticos beneficios para niños, embarazadas y mayores. Sin embargo, en el caso de los niños más pequeños, hay que tener precaución, ya que es una fruta que conlleva un alto riesgo de atragantamiento. 

Con un poco de cuidado con los más pequeños, y en diferentes y atractivos platos (y por supuesto, también entera), lo cierto es que la uva nos proporciona grandes ventajas al organismo.

Un potente antioxidante

Lo que hace de la uva una fruta tan singular es que se trata de una baya y, como tal, es rica en fitonutrientes. Las uvas negras son ricas en antocianinas, que aportan su bonito color morado, y resveratrol, mientras que en las blancas destaca la quercitina. El efecto de todas estas sustancias sobre la salud es tan evidente que ha provocado numerosos estudios al respecto.

Algunas de estas sustancias se pueden tomar concentradas en forma de comprimidos, pero en la uva se hallan de forma conjunta y en una combinación ideal que complementa sus múltiples beneficios, entre ellos su capacidad antioxidante. Estos compuestos se caracterizan además por ser antiinflamatorios, antimicrobianos y anticancerígenos.

Las uvas llevan mejorando nuestra alimentación miles de años y siguen siendo esenciales en cualquier dieta saludable por sus múltiples propiedades.

Las hay negras, moradas, amarillas, púrpuras, rosadas, blancas o anaranjadas: la uva es la fruta multicolor por excelencia. Veneradas desde hace siglos, es uno de los símbolos del Mediterráneo y ahora también sabemos que forma parte de la lista desuperalimentos que tendrían que estar siempre en nuestra lista de la compra en alguna de sus múltiples formas de consumo. Originaria del Cáucaso y Asia Occidental, se sabe que la vid ya se cultivaba en el 4.000 antes de Cristo, pero se considera que fue durante el Imperio romano cuando se expandió su cultivo por gran parte de Europa. Griegos y romanos le dedicaron incluso una divinidad a su jugo: Dionisos y Baco, dioses del vino. La colonización del continente americano llevó consigo el cultivo por la necesidad de tener vino para consagrar en las ceremonias cristianas.

No obstante, más allá de ser el ingrediente principal del vino, las uvas son tremendamente saludables y beneficiosas para nuestro organismo. Como toda baya que se precie contiene gran cantidad de fitonutrientes, pero también antioxidantes. De hecho, la piel es rica en resveratrol, que sirve para bloquear los radicales libres que están relacionados con el envejecimiento celular. También tiene propiedadesantiinflamatorias y desintoxicantes, ayudándonos a cuidar nuestro hígado y mejorando también el funcionamiento del riñón al contribuir a la eliminación del ácido úrico. La Fundación Española del Corazón recomienda su consumo porque pon en forma nuestras arterias mejorando la vasodilatación y regulan la presión arterial.

La capacidad de las uvas para favorecer el funcionamiento del riñón hace de ellas unas aliadas a tener en cuenta para las personas que padezcan de gota o hipertensión. Es un complemento diurético perfecto, colaborando en la eliminación del exceso de líquidos y la expulsión de toxinas. Sus antocianinas son beneficiosas también para velar por la salud ocular previniendo enfermedades como las cataratas. Asimismo, su poder antioxidante retrasa la aparición de arrugas y, por eso, es una de las frutas más empleadas en tratamientos de belleza y cosmética enfocada a mantener la piel más joven. De hecho, comerlas en verano es especialmente beneficiosopara oxigenarla después de tomar el sol.

CUÁL ES LA MEJOR FORMA DE INCLUIR UVAS A TU DIETA

Como muchas de las frutas, es mejor comer las uvas con cáscara, puedes incluirla en ensaladas.

La uva negra posee una mayor cantidad de fitonutrientes, tanto en la semilla como en la cáscara.

Nota: Evita el consumo de uva con Warfarina, un medicamento para la coagulación de la sangre, puede incrementar su efecto y causar hemorragias.

Una fruta versátil

* Aunque resultan deliciosas tal cual, las uvas crudas se pueden comer en macedonias, mueslis, yogures, decorando tartas, cremas dulces y mousses, o con helados, crêpes y flanes. A todas estas recetas les aportan un sabor fresco y aromático.

* En recetas saladas dan un ligero y agradable contraste agridulce y logran un toque diferente en todo tipo de tostas, paninis o pizzas. También son un buen acompañamiento para verduras a la parrilla y al vapor, o para arroces. No faltan tampoco en sopas frías como el ajoblanco malagueño o platos tan tradicionales como las migas.

* Cocinadas, pueden emplearse frescas o pasas, pues su sabor y textura resultan muy diferentes. A la hora de seleccionarlas se suele primar que tengan un aspecto impecable el máximo tiempo posible.

* Lo más recomendable sería consumir variedades locales, si es posible de cultivo ecológico o de confianza, y en temporada.

* Las uvas llevan mejorando nuestra alimentación miles de años y siguen siendo esenciales en cualquier dieta saludable por sus múltiples propiedades.

* Las hay negras, moradas, amarillas, púrpuras, rosadas, blancas o anaranjadas: la uva es la fruta multicolor por excelencia. Veneradas desde hace siglos, es uno de los símbolos del Mediterráneo y ahora también sabemos que forma parte de la lista desuperalimentos que tendrían que estar siempre en nuestra lista de la compra en alguna de sus múltiples formas de consumo. Originaria del Cáucaso y Asia Occidental, se sabe que la vid ya se cultivaba en el 4.000 antes de Cristo, pero se considera que fue durante el Imperio romano cuando se expandió su cultivo por gran parte de Europa.