Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 29 de noviembre de 2020
  • Actualizado 03:35

Tomillo, una aliado para tratar los problemas estomacales

Esta maravillosa planta también refuerza el sistema inmune. Se le atribuyen propiedades que ayudan a suavizar los problemas respiratorios. También es muy usada en la preparación de varios platillos.
Tomillo, una aliado para tratar los problemas estomacales.
Tomillo, una aliado para tratar los problemas estomacales.
Tomillo, una aliado para tratar los problemas estomacales

El tomillo es una planta aromática que suele emplearse como condimento, además de contar con numerosas propiedades medicinales. Tiene un alto porcentaje de vitamina C, vitamina A, fibra, riboflavina, cobre, manganeso, calcio y, en menores proporciones, vitamina B6, folato, fósforo, potasio y zinc.

Tiene propiedades antisépticas, antibacteriales, siendo eficaz frente a bacterias y hongos. También se destaca su acción antiespasmódica y expectorante.

Entre los múltiples beneficios asociados a sus propiedades se destacan:

* Ayuda a suavizar los problemas respiratorios del tracto superior. Gracias a su acción antiespásmódica y expectorante, el tomillo puede emplearse como antitusivo y relajante del aparato respiratorio, especialmente de la zona de los bronquios. Además, el aceite esencial de tomillo incrementa la actividad de los cilios bronquiales aumentando la secreción bronquioalveolar y haciendo más fácil su eliminación al expectorar.

* Es un eficaz desinfectante. Sus propiedades antisépticas confieren un gran poder desinfectante a la esencia de tomillo. Así, sus componentes fenólicos tienen una importante acción antibacteriana, antifúngica y antivírica. En un antiséptico ideal para el lavado y desinfección de heridas, así como para la desinfección de la cavidad bucofaríngea.

* Refuerza el sistema inmune. Esa misma acción antibacteriana potencia la acción de los inmunoestimulantes.

* Es diurético. Las infusiones de tomillo tienen un efecto diurético ayudando a eliminar toxinas del cuerpo.

* Ayuda a regular el tránsito intestinal. El tomillo añadido a las comidas aporta múltiples nutrientes y un agradable y característico sabor. Al tener gran cantidad de fibra, el tomillo ayuda a evitar el estreñimiento y tiene un efecto positivo sobre el tránsito intestinal.

* Calma los dolores digestivos. También se emplea desde antiguo como remedio natural para abrir el apetito y favorecer la digestión, eliminando dolores de estómago, paliando los efectos de las diarreas e impidiendo la formación de gases.

* Aporta calcio y fósforo. Cuenta con un alto contenido en calcio y fósforo, siendo ideal para el cuidado de los huesos.