Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 22 de mayo de 2022
  • Actualizado 06:39

La CE propone 9.400 millones para subsanar problemas sanitarios tras COVID-19

La CE propone 9.400 millones para subsanar problemas sanitarios tras COVID-19

Bruselas ha propuesto un programa de Salud para 2021-2017 dotado de 9.400 millones de euros que pretende subsanar los problemas de la crisis del coronavirus, como la falta de equipamiento de protección personal o de medicamentos, dijo este jueves la comisaria europea de Sanidad, Stella Kyriakides.

La iniciativa, bautizada como "EU4Health" ("UEparaSalud") aspira además a ayudar a la recuperación tras la crisis, fomentando una vida más saludable entre los europeos, mejorando la resiliencia de los sistemas sanitarios y promoviendo la innovación.

"Nadie quiere volver a ver la situación que se dio en la primera parte de la crisis: la escasez de equipamiento de protección personal, la falta de coordinación", explicó en una rueda de prensa el vicepresidente de la Comisión Margaritis Schinas, que añadió que el programa permitirá a la UE "dotarse de los instrumentos" necesarios.

"No queremos ver nunca más a los médicos teniendo que elegir qué paciente recibe equipamiento necesario para salvar su vida", dijo por su parte la comisaria de Sanidad.

Los 9.400 millones procederán en parte del presupuesto europeo (1.700 millones) y el resto del nuevo "Instrumento para la Recuperación y la Resiliencia", la pieza central del fondo de recuperación.

Entre las acciones que podrán financiarse se incluirán los programas de formación e intercambio para el personal médico y sanitario, los nuevos mecanismos para la compra de bienes y servicios para la prevención y gestión de crisis sanitarias o las pruebas clínicas para acelerar la autorización y el acceso a medicamentos y vacunas.

También podrá destinarse a asociaciones y colaboraciones entre países y al establecimiento y coordinación de una unión de laboratorios y centros de excelencia.

La iniciativa "tomará en cuenta las lecciones aprendidas y las lagunas reveladas durante la crisis" y pondrá en marcha cambios estructurales para preparar mejor a la UE, según la Comisión.

Una vez adoptada la propuesta por el Consejo (países) y el Parlamento Europeo, la intención es empezar a poner en marcha acciones específicas a partir del próximo 1 de enero.

Entre esas lagunas visibles de esta crisis, según Bruselas, figura la insuficiente coordinación y cooperación entre los países en el ámbito de la salud, algo en lo que se incidirá en el futuro a partir de las experiencias ya existentes, siempre respetando la competencia nacional a la hora de definir las políticas sanitarias.

Aparte de la preparación y respuesta frente a crisis, el nuevo programa abordará otros asuntos, como las desigualdades en el estado de salud entre los grupos de población y los países y regiones, así como las diferencias en la distribución de la capacidad de los sistemas sanitarios.

También se centrará en enfermedades no contagiosas, en particular en el cáncer, la salud mental y las enfermedades raras y en el creciente impacto para la salud debido a la degradación ambiental y la contaminación.