Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 24 de octubre de 2021
  • Actualizado 00:35

RESTAURANT MAGUI

Una tradición incomparable

Una tradición incomparable



Si por algo se caracteriza un cochabambino es por su buen gusto para comer. De allí nace la apuesta del Restaurant Magui, con su fundadora Guillermina Arévalo Bustamante, quien el 23 de febrero de 1971 inaugura su local en la avenida Blanco Galindo a la altura del kilómetro 1.

Entre los secretos de los fogones, heredados por su madre, Guillermina Arévalo Bustamante empieza su aventura culinaria creando diferentes sazones y dando nacimiento a los famosos “platitos de la mañana”, entre los que resaltan los sabores imperdibles de una variedad de fricasés, riñoncitos y sus tradicionales chorizos, considerados como los reyes de su menú.