Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 28 de octubre de 2021
  • Actualizado 00:31

CHICHARRONERÍA DOÑA POLA

El sabor tradicional de Cochabamba

El sabor tradicional de Cochabamba



Con más de 50 años de servicio, Doña Pola ha sabido ganarse la preferencia de la gente, por la calidad de su atención.

Los deliciosos chicharrones que prepara han conquistado el paladar y el corazón de los cochabambinos, además de ser una referencia de la gastronomía nacional.

LA HISTORIA DETRÁS DEL SABOR

“Crecí en el negocio de la cocina, gracias a mi madre”, reflexiona Mery Salas de Toro, hija de Doña Pola.

Su padre había llegado a Cochabamba desde Lima (Perú), se enamoró de su madre y se la llevó a La Paz, porque él tenía trabajo en esa ciudad.

“Mi padre se dedicaba al comercio, pero no le fue bien y decidieron retornar a Cochabamba”, relata.

En ese ínterin sus padres habían tenido dos hijas, por lo que buscaron en Cochabamba, hace 60 años, un lugar para vivir. El destino les llevó hasta donde se encuentra su chicharronería. Era un terreno con muchos arbustos y pedregoso. “Era tan distinto, como una selva, puro monte. Había un lindo río y bastantes árboles”, recuerda con cierta nostalgia.

Como su madre tenía dificultad para encontrar trabajo, sus abuelos (los padres de su mamá) la animaron a abrir una chicharronería.

Gracias al tesón que puso en su trabajo, el chicharrón fue ganando espacio en la Llajta, “especialmente por la sazón que mi madre le dio”, rememora.

Mery Salas asegura, sin disimular su orgullo, que su chicharrón es único, porque a lo largo de 58 años su madre, ella y sus hermanas mantienen la calidad gracias a su sazón.

“Hace cuatro años inauguramos la primera sucursal en Santa Cruz, dirigida por mi hijo”, comenta.

ANÉCDOTAS

Esta chicharronería ha sido visitada por presidentes, ministros y futbolistas destacados.

“Me acuerdo que, cuando era niña, el presidente René Barrientos solía llegar en helicóptero”, afirma.



RECONOCIMIENTOS

Doña Pola, comenta su hija, ha sido reconocida y galardonada por muchas instituciones. Recibió también premios fuera del país. A España, por ejemplo, viajó en tres oportunidades para recoger los galardones.

Entre otros personajes que degustaron el chicharrón de Doña Pola están Hugo Banzer y Gonzalo Sánchez de Lozada, además de Manfred Reyes Villa.

Los ministros actuales también han visitado este local en varias oportunidades.