Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 19 de octubre de 2021
  • Actualizado 10:49

Gustavo Tovar Ramírez, el homicida del sastre Erwin Tintaya

Gustavo Tovar Ramírez, el homicida del sastre Erwin Tintaya
Gustavo Rolando Tovar Ramírez, alias El Pilas, pertenecía a la pandilla Los Gígolos que fue acusado y sentenciado por el homicidio del sastre Erwin Tintaya (25), masacrado a golpes en el Corso de Corsos de 2004, que se realizó por única vez en la avenida Beijing.

Tovar fue aprehendido seis años después de su crimen, cuando nuevamente golpeaba a un espectador del Corso de Corsos junto a cinco jóvenes de Los Gígolos.

La víctima lo denunció a la Policía por robo agravado, pero dio un nombre falso en la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELCC) para intentar no ser capturado.

Un policía se percató de su verdadera identidad y sabía que había un mandamiento de detención en su contra del juez del Tribunal Primero de Sentencia, que el 13 de abril de 2006 dispuso su reclusión en la cárcel de El Abra por 12 años.

Tovar Ramírez era delegado de disciplina del penal de El Abra, pero además mano derecha de Ariel Tancara.

Así como El Lucifer o El Ch’ila, El Pilas era temido por la población carcelaria debido al poder que ejercía y el maltrato que cometía contra quienes los consideraba sus enemigos.

Se sabe que Tovar Ramírez fue una de las primeras víctimas de la reyerta que dejó cuatro muertos y once heridos, entre ellos dos mujeres.