Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 29 de mayo de 2020
  • Actualizado 15:43

Próstata, prevención y cuidados

Cuando el hombre está cerca de los 50 años sufre alteraciones hormonales que provoca el crecimiento de la próstata paulatinamente. 

ELCONFIDENCIAL.COM
ELCONFIDENCIAL.COM
Próstata, prevención y cuidados

A partir de los 50 años los hombres sufren una serie de alteraciones hormonales que provocan que la próstata empiece a crecer paulatinamente. En la mayoría de los casos, el aumento es bueno dando lugar a la hiperplasia benigna de próstata (HBP), pero en otros evoluciona hasta convertirse en cáncer. “La HBP es la patología más frecuente del aparato genitourinario en el varón, que afecta a más del 50% de los hombres de 50 años y puede alcanzar una prevalencia del 88% hasta los 90”, señala Luis San José, especialista en Urología en el Hospital Universitario de Madrid. 

Los problemas con la próstata se asocian a la vejez, por lo que el hombre oculta los síntomas y no quiere reconocer que ocurre algo. “Si una mujer nota un nódulo en su pecho acudirá inmediatamente al ginecólogo sin ningún problema,  pero el varón no, incluso, a veces, cuando está tomándose unas cervezas con los amigos y va varias veces al baño la gente se mofa con comentarios como ‘ya estás viejo’ o ‘estás con la próstata mal’, porque nadie quiere hacerse mayor”, explica el especialista, recomendando que es importante ir al médico regularmente. 

Conocer los síntomas

Para prevenir y diagnosticar precozmente las patologías, a partir de los 50 años los hombres deben conocer y estar más atentos a estas manifestaciones:

- El hombre empieza a orinar más veces de lo normal, tiene que ir cada dos o tres horas al baño.

- En vez de levantarse una vez por las mañanas ahora se levanta dos o tres ocasiones. 

- La micción (acto de orinar) pierde fuerza.

- Otro síntoma grave es la presencia de escozor o sangre en la orina.

San José aconseja mantener una actividad física regular, evitar el estreñimiento y la restricción en la ingesta de líquidos por la noche.

Alimentación saludable

¿Cómo hay que cuidar la próstata? Lo primero es mejorar la alimentación, dejar el tabaco y, en caso de obesidad, bajar de peso con ejercicio físico.

“Si hablamos de la HBP, se recomienda evitar las comidas picantes y moderar o evitar la ingesta de bebidas con alcohol debido al efecto diurético e irritante que poseen a nivel de la vejiga, influyendo negativamente en la frecuencia y urgencia de orinar”, especifica.

¿Hay que hacerse revisiones anuales?

Varios especialistas indican que tras la primera visita al médico al notar los síntomas anteriores, la vuelta al urólogo dependerá de los resultados finales. 

Sin embargo, es mejor mantener cierta frecuencia en los chequeos, ya que eso ayudará en la detección precoz de problemas mayores como el cáncer.

Es importante prestar atención a todas las señales y, sobre todo, dejar atrás los mitos que envuelven a los problemas de próstata.