Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 16 de mayo de 2022
  • Actualizado 02:56

Oscar Isaac, el guatemalteco que inicia una era en el cine

El actor se caracteriza por su versatilidad al interpretar papeles. Hace poco presentó su última seríe “Caballero Luna” y encarnará a Francis Ford Coppola. La música es parte de su lado artístico. 

Oscar Isaac en una diversidad de papeles en el cine. PINTEREST-TWITTER
Oscar Isaac en una diversidad de papeles en el cine. PINTEREST-TWITTER
Oscar Isaac, el guatemalteco que inicia una era en el cine

Protagonista de una de esas historias 'de la pobreza a la riqueza' que tanto gustan en Hollywood, Oscar Isaac Hernández Estrada ha pasado de unos orígenes humildes en Ciudad de Guatemala a participar en algunas de las sagas cinematográficas más importantes de la historia. Hijo de madre guatemalteca y padre cubano, se mudó junto con su familia a Miami cuando tan solo tenía cinco meses. 

Vivió su juventud en Florida, donde sus pasos parecían encaminados al mundo de la música. Antes de convertirse en actor, tocaba la guitarra solista y pasó por varias bandas punk antes de liderar su propia banda, los Blinking Underdogs. Bromista por naturaleza, su carácter le metió en algún lío, como cuando fue expulsado de la escuela por mal comportamiento. ¿Su delito? Vaciar un extintor en un gimnasio para hacer reír a sus compañeros. 

Su futuro, no obstante, se encauzó tras graduarse en Teatro en la prestigiosa escuela Juilliard de Nueva York. Pese a que Isaac se ha manifestado siempre orgulloso de su ascendencia latina, decidió deshacerse de sus apellidos para evitar que le encasillaran en papeles de narcotraficante u otros que se relacionan con latinos. “Estoy contento de haber podido hacer diferentes proyectos y personajes, pero sí era algo en lo que estaba enfocado. Al empezar, cuando no te dan muchas oportunidades y por fin te llega algo pero ves que es lo estereotípico, o puedes intentar convencerlos de que lo cambien o tienes que decir que no, y eso pasó algunas veces. Pero eso está cambiando. Yo crecí en un tiempo en el que no querías etiquetas, era lo último que quería, encasillarme. Ahora vivimos en un tiempo en el que todos tienen que tener su etiqueta exacta. Me da miedo que regresemos a un tiempo en el que había mucha menos libertad en el arte”, relató Isaac a El País. 

Su inspiración fue desde siempre el actor puertorriqueño Raúl Juliá, especialmente conocido por haber dado vida a Gomez en las películas de la familia Addams en los años noventa. "Lo admiraba particularmente porque era un latino que no estaba siendo encasillado solo en papeles latinos. Hay tanto lenguaje terrible que se usa contra los latinos como una especie de arma política. Es importante que la gente vea a personas que se parecen a ellos, eso es algo muy inspirador", afirmó el actor en una entrevista con The Daily Beast. 

El primer papel importante de Isaac en el cine fue el de José en la película “Natividad: la historia”, rodada en 2005 a caballo entre Albacete y varias localizaciones en Marruecos. También tuvo un pequeño papel en “Doble impacto mortal” y en la película biográfica sobre la siempre controvertida figura del Che Guevara, “Che, el argentino”.

En 2013, Oscar protagonizó la comedia dramática de los hermanos Coen “A propósito de Llewyn Davis”, por la que recibió su primera nominación al Globo de Oro. Pero su gran salto a la fama se produjo al aparecer en las películas de “Star Wars: El despertar de la Fuerza” y “Star Wars: Los últimos jedi”, interpretando al piloto Poe Dameron. 

Ávido fan y coleccionista de cómics de los X-Men durante su infancia, también tuvo la oportunidad de participar en la emblemática franquicia de superhéroes al aparecer haciendo de supervillano mutante en la novena película de la saga, “X-Men: Apocalipsis”. 

Instalado en la élite de Hollywood, está a punto de inscribir su nombre con letras de oro en otro popular universo con su debut en Marvel. Isaac estrenó “Caballero Luna”, una ficción de acción y aventuras en la que se mete en la piel de una persona que sufre pérdidas de memoria y que experimenta recuerdos de otra vida. 

"Encontré mucho espacio para hacer cosas que nunca había hecho antes y sobre las que había sentido curiosidad y tenía ganas de hacer. No podía esperar para comenzar y fue la mayor carga de trabajo que he tenido en mi carrera y la más desafiante", aseguró el  actor sobre este papel en una entrevista con el portal CBR. 

En lo que respecta a su faceta más personal, aunque junto a Jessica Chastain protagonizara un momentazo romántico en la alfombra roja del Festival de Venecia que no tardó casi nada en convertirse en un fenómeno viral en las redes sociales, el actor guatemalteco está felizmente casado con la directora y guionista danesa Elvira Lind desde 2012. 

Juntos estuvieron nominados al Oscar en 2021 con el cortometraje “La habitación del correo”, dirigido por ella y protagonizado por él, con el que pretendían fomentar un debate sobre la crisis del sistema penal en Estados Unidos. 

"Escribí 'La habitación del correo' con él en mente porque es mi actor favorito, como te puedes imaginar", bromeaba la escandinava en una entrevista con la agencia EFE. "Tiene una manera increíble de transformarse. También       

entiende de verdad mi humor, así que fue una colaboración mágica", confesó sobre su esposo, con el que tiene dos hijos.

Caracterizado también por ser una persona muy privada que evita las redes sociales, demostró que se le da bien el castellano en su visita de 2019 a El hormiguero junto a Ben Affleck para presentar la película que protagonizaron juntos, 'Triple frontera'. 

El actor de “Batman” sorprendió también por su dominio de la lengua latina, explicando que "viví en México un tiempo cuando tenía trece años, por lo que aprendí un poco de español". 

Oscar Isaac afirmó por su parte: "Tengo familia de Guatemala y México, por lo que hablo español. Madrileño no, pero español sí", afirmó entre risas. 

“Caballero Luna” parece marcar un antes y un después en la trayectoria de este actor, que tiene varios proyectos a corto plazo, como la adaptación del videojuego “Metal Gear Solid”; una película que con el título “Francis y El padrino” rememora cómo fue el rodaje de la mejor cinta de mafiosos de todos los tiempos en la que dará vida a Francis Ford Coppola y “Megalopolis”, precisamente la nueva película de Coppola, donde Isaac compartirá cartel con Zendaya y Cate Blanchett.

El endiablado ritmo de trabajo en el que ha estado inmerso el actor estos últimos años lo ha llevado a reflexionar sobre lo que quiere de aquí en más. 

“Este es mi único proyecto este año (Caballero Luna), al menos no estaré en un set”, dice. No debe ser sencillo parar cuando se está en la cresta de la ola. “Es como ser adicto al trabajo, es una rutina, siempre estás buscando la siguiente cosa. Y sí, es difícil parar, pero es parte de crecer y madurar, no tengo que ir agarrando todo. Está bien descansar un poco, estar en el momento, estar más presente”.

Pese a este intento de descanso del intérprete ya hay algo dicho: la era Oscar Isaac solo acaba de empezar.