Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 01 de diciembre de 2020
  • Actualizado 23:36

El niño nigeriano al que bailar ballet le cambió la vida

Anthony Mmesona Madu, quien se hizo  conocido a través de un video viral en el que se lo ve bailando  descalzo, fue becado para ir a estudiar danza a Estados Unidos. 
Anthony Mmesona Madu (al centro) en su escuela de danza Leap of Dance, en Nigeria.
Anthony Mmesona Madu (al centro) en su escuela de danza Leap of Dance, en Nigeria.
El niño nigeriano al que bailar ballet le cambió la vida

Anthony Mmesoma Madu, un niño nigeriano de 11 años, inspiró al mundo con su danza, en un video que se viralizó en redes sociales.Gracias a su talento, el menor recibió una importante oferta para perfeccionarse en el arte que más le apasiona.

Se trata de un clip donde el menor aparece bailando ballet descalzo sobre el barro y bajo la lluvia, en su humilde casa. Sus movimientos y expresiones emocionaron a los cibernautas de todo el mundo.

“Cuando estoy bailando, siento que estoy en la cima del mundo”, explicó Mmesoma, quien vive en Lagos, la ciudad de la laguna de Nigeria,  al diario Milenio.

“Cuando mis amigos me ven bailar, sienten como “‘¿qué está haciendo este chico, está bailando una danza extranjera?"”, dijo el niño, cuyos padres querían que se dedicara al sacerdocio.

Tras la viralización del registro, el niño recibió una beca completa en la escuela de danza American Ballet, en Nueva York. “Estaré en un avión y lo estoy esperando, y el ballet lo ha hecho por mí”, añadió.

Cynthia Harvey, directora artística de la academia, reveló al diario Cincinnati Enquirer, que un amigo que vive en Reino Unido le envió el video. “Al día siguiente estaba tratando de encontrar a Anthony”, admitió.

Afortunadamente, la bailarina logró contactarse con él. Además, le ofreció una beca para un taller online intensivo de verano de tres semanas y, posteriormente, una beca para estudiar en Estados Unidos.

Daniel Ajala Owoseni, el primer maestro de Anthony, fundó la escuela de danza Leap of Dance, en 2017, para niños de escasos recursos. A pesar del tiempo que ha transcurrido, el recinto todavía no tiene las condiciones ni el espacio suficiente para sus 12 estudiantes.

“Estamos tratando de cambiar los estereotipos en torno al ballet. Los niños pueden realmente pueden bailarlo (…) El ballet masculino llegó para quedarse y no solo se supone que sea para mujeres”, expresó Owoseni a BBC.

Por su parte, la madre de Anthony explicó que ella al principio no entendía lo que su hijo hacía y no sabía que él quería ser danzarín. Ahora que lo ve bailar, le causa la misma felicidad que al pequeño. 

El niño está muy emocionado por la oportunidad que recibió gracias a su talento. Actualmente se encuentra recibiendo clases virtuales y posteriormente concretará su viaje hasta Nueva York. Su sueño es convertirse en el primer bailarín profesional de ballet de Nigeria. 

"Práctico en todas partes porque dijeron que la práctica hace la perfección y siempre práctico. No puedo esperar a que vaya un gran escenario y empiece  a cometer errores", afirmó el menor.

La academia Leap of Dance también se vio beneficiada luego del video, ya que recibió una avalancha de donaciones.