Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 18 de septiembre de 2020
  • Actualizado 04:54

Mínimos y urgencia

Verónica Rocha, analista polÍtica
Verónica Rocha, analista polÍtica
Mínimos y urgencia

El 2021 estará planteado en dos claves: el tema político, en cuanto a una readecuación institucional, un proceso de legitimación de los gobiernos y el subsanamiento de la institucionalidad democrática, golpeada con un Gobierno transitorio y una Asamblea con plazo extendido.

Habrá que echar ojo para que la ciudadanía tenga la sensación de que hay gobiernos fuertes que se encuentran ahí para quedarse cinco años. Los políticos deberán dar ejemplo de convivencia democrática y certidumbre institucional.

La salud, la educación y el empleo estarán sobre la mesa. Las autoridades tendrán que trabajar, por lo menos en 2021, en actividades de corto plazo y, quizás, hasta mediano para garantizar condiciones mínimas e ir subsanando lo que se resquebrajó en la pandemia.

Seguramente, estaremos viviendo posibles rebrotes, por lo tanto, la salud seguirá estando en el centro de las gestiones, en manos de gobiernos más legítimos, por ello, con mayor capacidad de gestión. Por otro lado, hay una idea generalizada de que este fue un año perdido para la educación. Posiblemente, haya que enfrentar algún tipo virtual y presencial.

Sería terrible que pasemos un 2021 en confrontación política, con falta de planes a corto plazo, con falta de políticas públicas, con falta de diálogo.

Queda esperar a que puedan asumir estas agendas de mínimos y de urgencia.