Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 02 de diciembre de 2022
  • Actualizado 12:20

Cinco malas posturas que debes evitar

Cinco malas posturas que debes evitar. EROSKI
Cinco malas posturas que debes evitar. EROSKI
Cinco malas posturas que debes evitar

Con el paso del tiempo, las malas posturas se apoderan de la mayoría de las personas y las complicaciones son varias y pueden ser dolorosas. Pero todo se puede mejorar haciendo algunos ajustes en su estilo de vida. 

Lo mejor es consultar a tu médico, fisioterapeuta, quiropráctico u otro profesional calificado para que te asesore, pero entretanto quizás te ayude tener en cuenta algunos de los errores de postura más comunes que describe el fisioterapeuta Nick Sinfield. 

1. No encorvados. Sentarse encorvado a menudo se siente cómodo. Pero con el tiempo esta posición puede ejercer presión en los músculos y causar dolor. Adquiere el hábito de sentarte correctamente. 

En principio, quizás no te sientas cómodo, porque tus músculos ya no están acondicionados para sostenerte en la posición correcta, pero te acostumbrarás.

2. No arquees los hombros. Al trabajar con tu computadora en el escritorio, tu cabeza puede tender a inclinarse hacia adelante, puede contribuir a que desarrolles una parte superior de la espalda redondeada, y consecuentemente rigidez en los hombros.

Algo similar ocurre cuando usas tu teléfono, lo que puede causar problemas como el síndrome de cuello de texto, que puede causar dolor y rigidez cervical, espaldas doloridas y cefaleas. Además de prestar atención para corregir tu postura, Sinfield recomienda ejercicios de fortalecimiento de la parte superior de la espalda, el cuello y la parte trasera de los hombros, y estiramientos del pecho. 

3. No saques la barbilla. Así como tu cabeza puede tender a inclinarse hacia adelante cuando estás sentado trabajando, tu cuello se puede arquear en la dirección opuesta.

Para evitarlo sigue estos consejos: alarga suavemente el cuello hacia arriba al tiempo que metes la barbilla; lleva los omóplatos hacia abajo y hacia la columna; contrae los músculos de la parte inferior del abdomen para mantener una curva natural en la parte inferior de la espalda; ajusta tu silla para que no esté demasiado baja y tu pantalla, para que no esté demasiado alta.

4. No te apoyes en una sola pierna. Es algo que hacemos para descansar un poco cuando tenemos que estar parados por mucho tiempo. Pero en lugar de usar los glúteos y los músculos centrales para mantenerte erguido, ejerces una presión excesiva en un lado de la parte inferior de la espalda y la cadera. Con el tiempo, puedes desarrollar desequilibrios musculares alrededor del área de la pelvis.

5. No sacar el trasero. El uso de tacones y el exceso de peso alrededor del estómago pueden resultar en una postura conocida como "pato Donald". Para corregirla, imagínate que tienes una cuerda atada a tu cabeza tirando hacia arriba. La idea es mantener tu cuerpo alineado con la curvatura natural de la columna, el cuello recto y los hombros paralelos a las caderas.

Estos son algunos consejos para pararte bien: mantén los hombros hacia atrás y relajados; mete el abdomen; mantén los pies separados a la distancia de la cadera; equilibra tu peso uniformemente en ambos pies; trata de no inclinar la cabeza hacia adelante, hacia atrás o hacia los lados; y mantén las piernas rectas.