Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 28 de octubre de 2021
  • Actualizado 01:03

Maké Poké, comida hawaiana en la Llajta

Maké  Poké, comida hawaiana en la Llajta. DICO SOLÍS
Maké Poké, comida hawaiana en la Llajta. DICO SOLÍS
Maké Poké, comida hawaiana en la Llajta

De la mano de los hermanos Jaaziel y Sammy de la Zerda nació Maké Poké, una nueva oferta de comida fusión que cautiva paladares en Cochabamba. 

El emprendimiento ofrece pokes, una preparación que fusiona la comida hawaiana y japonesa adaptada a los ingredientes nacionales.

Maké Poké tiene a disposición del público un menú amplio y variado de alimentos con los que cada persona puede formar su propio poke. Como base puede ser arroz de sushi, lechuga y quinua; luego, como proteína del plato, tienen trucha salmonada y pollo, que se puede degustar con nueve toppings, como pico de gallo, repollo morado, zanahoria, palta, pepino, tarwi, mango, chuspillo y nachos. Además, se puede acompañar toda la mezcla con las salsas de la casa: acevichada, soya ligera con toques de especias, siracha y dulce con base en frutas. 

Los pokes vienen en dos presentaciones, pequeño y grande, con la diferencia en la cantidad de cucharadas de proteína. El comensal puede elegir todos los ingredientes que están en la barra.

“Al principio, el topping menos vendido era el mango, y yo siempre les decía a los clientes que se lo coloquen porque es el mejor de todos. Así la gente fue probando, poco a poco, y ahora es uno de los que más sale. Costó que la gente empiece a probar nuevos sabores, pero comenzó a experimentar más”, explica Jaaziel.

De hecho, los comentarios del público hicieron que fueran añadiendo algunos alimentos típicos de Bolivia, como la quinua. 

Este emprendimiento es innovador en el departamento. Los jóvenes quisieron apostar a crear algo  diferente y delicioso, y posicionarlo en el exigente mercado cochabambino. Además, cuidan el medioambiente ya que utilizan envases biodegradables hechos de caña de azúcar y chala de choclo.

Para quienes desean probar algo diferente, Maké Poké está abierto en su restaurante físico, donde prima la calidad de atención al cliente, aunque también hace envíos a domicilio.