Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 15 de junio de 2024
  • Actualizado 12:57

La Maestranza: la fusión entre el sabor qhochala y la comida rápida

Hamburguesas con lengua o con anticucho, mayonesa de chuño y buñuelos rellenos con queso son algunas de las opciones innovadoras de este emprendimiento. 

El chef Diego Heredia, ofrece una amplia gama de hamburguesas y sándwiches./ NOÉ PORTUGAL
El chef Diego Heredia, ofrece una amplia gama de hamburguesas y sándwiches./ NOÉ PORTUGAL
La Maestranza: la fusión entre el sabor qhochala y la comida rápida

La gastronomía cochabambina es admirada por su diversidad y buen sabor. Por eso, es fuente de inspiración y un gran elemento para fusionar con otras preparaciones, como la comida rápida. La Maestranza es una muestra de que la imaginación culinaria no tiene límites y que la innovación es una apuesta segura. 

Este emprendimiento, a la cabeza del chef Diego Heredia, ofrece una amplia gama de hamburguesas y sándwiches de autor que brindan al público una oferta diferente al paladar.

Entre sus preparaciones más reconocidas está el sándwich de buñuelo, que consiste en la masa tradicional rellena con dos tipos de quesos, salsa pesto, tomate y miel de caña. También destaca un plato de papas fritas con hamburguesa y ají de lengua acompañado de mayonesa de chuño. 

Otra de sus hamburguesas estrellas es la de anticucho, que está acompañada de salsa de maní y papas fritas. 

“Lo que busco es jugar un poco con los ingredientes que tengo al alcance de las manos. Por eso, en el menú hay desde una hamburguesa americana hasta una preparación relacionada con la comida boliviana”, comenta Diego.

El restaurante está ambientado con elementos antiguos, como máquinas de escribir. Además, la cocina está a la vista del cliente para que pueda observar cómo se prepara su pedido. “Me inspira la música, mis vivencias, mis conocimientos”, dice Heredia. 

Diego cuenta que creció en un ambiente culinario. Sus papás tenían una pensión donde recibía la guía necesaria sobre la cocina. A ellos se suman sus abuelitos y otras personas más que los ayudaban en el restaurante. Al terminar el colegio decidió estudiar la carrera de Gastronomía y se dedicó a ejercer su profesión. 

Recuerda que en su infancia ingresaba a la cocina de su casa y se ponía a preparar lo que podía, todo con el afán de practicar. 

La Maestranza comenzó a funcionar hace cuatro años en un food truck. Luego pasó por varios lugares hasta ubicarse en el espacio actual. “La Maestranza representa a los cocineros itinerantes, los que no se guían rígidamente por una receta, son más libres”, afirma Heredia. 

La Maestranza está ubicado en el pasaje Tupiza 2 en el Boulevard de la Recoleta. Atiende de 17:00 a 22:00, de lunes a domingo.