Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 23 de mayo de 2024
  • Actualizado 00:12

Los cuatro lugares imperdibles de Chuquisaca

Un departamento lleno de historia, arquitectura y tradición. Estos son algunos atractivos para conocer mejor la Capital de Chocolate.   

Representaciones de dinosaurios en el Parque Cretácico./ LAREGION
Representaciones de dinosaurios en el Parque Cretácico./ LAREGION
Los cuatro lugares imperdibles de Chuquisaca

Chuquisaca, ubicado en el centrosur de Bolivia, es un departamento lleno de historia, arquitectura y tradición. La riqueza colonial, mezclada con su arquitectura moderna, hace de cada rincón algo maravilloso para ver.

Sucre, popularmente conocida como Ciudad Blanca o Ciudad de la Plata, es la capital del departamento y del país. 

Este es un breve listado de algunos atractivos turísticos que no debes dejar de visitar si viajas a Chuquisaca.

1. Museo del Chocolate

Este museo es uno de los sitios imperdibles de Sucre. Podrás conocer todo el proceso de elaboración de este delicioso producto y, por qué no, degustar sus sabores exóticos.

El Museo del Chocolate Para Ti se encuentra en la planta industrial, ubicada en la calle Monteagudo esquina los Sauces, frente al polideportivo de Garcilazo.

2. Parque Cretácico

A pocos minutos de la ciudad de Sucre, se encuentra el yacimiento de huellas de dinosaurios más extenso del mundo. El Parque Cretácico revela los mayores secretos de diversas especies de estos fabulosos animales, desaparecidos hace 68      millones de años.

Este complejo turístico da la posibilidad de conocer la vida de los dinosaurios en uno de los mejores escenarios naturales, mostrando factores importantes en paleontología, migración de animales y límite entre la era Mesozoica y Terciaria.

3. Las siete cascadas

Estas aguas cristalinas que descienden de las montañas están ubicadas a solo 8 kilómetros de la ciudad de Sucre y hacen parte de los maravillosos lugares turísticos naturales que hay en el departamento. 

Cerca de allí se encuentra una hacienda de estilo colonial del mismo nombre. Este lugar da acogida a sus visitantes, justo para aquellos que buscan un descanso familiar.

4. Cañón de Icla

Este cañón se compone de una formación de rocas milenarias, muchas de ellas con caídas de aguas cristalinas que empiezan en la comunidad de Lagunillas y llegan hasta Icla. 

Icla es un valle de clima caluroso ubicado junto al río Pilcomayo, rodeado de montañas de diversa coloración que permiten a los turistas la práctica deportiva de aventura.

Estos sitios turísticos tan solo son una pequeña muestra de lo hermoso y diverso que es Bolivia.