Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 28 de noviembre de 2022
  • Actualizado 12:07

Kurtos: deliciosa fusión entre conos húngaros y helados

El emprendimiento ofrece rollos de canela, coco, almendra y chocolate en forma de conos rellenos con una variedad de sabores de helado y otros acompañantes. 

El emprendimiento ofrece rollos de canela, coco, almendra y chocolate en forma de conos rellenos con una variedad de sabores de helado. NOÉ PORTUGAL
El emprendimiento ofrece rollos de canela, coco, almendra y chocolate en forma de conos rellenos con una variedad de sabores de helado. NOÉ PORTUGAL
Kurtos: deliciosa fusión entre conos húngaros y helados

¿Se puede combinar un rollo de canela con un helado? Sí, eso y otras fusiones innovadoras más es lo que ofrece la heladería Kurtos, una opción de repostería en Cochabamba. 

Los kurtos son rollos de canela, coco, almendra o chocolate, que se elaboran en forma de cono y se cocinan en un cilindro de madera. Su origen es húngaro y, tradicionalmente, se hacían en brasa caliente. “Los rollitos son hechos a fuego abierto, no son horneados, ni son freídos. Es un cilindro que va rotando y cociéndose”, explica el propietario de la marca, Kevin Alarcón. 

Esta masa se disfruta con diferentes acompañantes. Se puede elegir una base de helado de chocolate, yogur de frutilla, de mora y de vainilla. Asimismo, tienen disponibles rellenos de chocolate de avellana, manjar, nucita y frutilla. De la misma forma, para completar la explosión de sabores, se puede agregar toppings (oreo, malvaviscos, gomitas, etc.), frutas (frutilla, kiwi, durazno, plátano y piña) y jaleas (chocolate avellana, frutos rojos, mora con arándanos, frambuesa, maracuyá, etc.)

El cliente puede armar el kurto según su preferencia o elegir aquellos que ya vienen preparados, como el kurto magnum, kurto coconut, kurto oreo, clásico o top, entre otros. 

Kurtos nació de la mano de la familia Alarcón. La llegada de la crisis sanitaria los obligó a parar; sin embargo, este año se trasladaron de ubicación y retomaron la venta de sus productos. 

El nombre ‘kurto’ está inspirado en las palabras ‘pastel de chimenea’, como se conoce a esta prepación en Hungría. 

La idea de este emprendimiento surgió, especialmente, de Kevin, quien es ingeniero comercial de profesión y deseaba iniciar un negocio propio. “Quise traer alguna novedad a Cochabamba para ampliar la cartera de productos en el mercado cochabambino”, afirma. 

Explica que el negocio es familiar y comenzó desde la creación del concepto hasta completar toda la experiencia de los clientes. 

“Empezamos con una tienda pequeña, con lo que se puede. Luego, fuimos expandiéndonos a más sabores”, sostiene Kevin. 

La heladería Kurtos está ubicada en la avenida Melchor Urquidi y Zenón Salinas. Atiende de martes a domingo, de 12:00 a 19:30. Se reciben pedidos en Yaigo, Pedidos Ya y al 78318349.