Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 27 de junio de 2022
  • Actualizado 00:00

Jichisat, el equipo creado para alertar desbordes de ríos

Tres ingenieros electrónicos elaboraron el equipo, con tubos PVC y sensores, que notifica, mediante el Telegram,  el incremento inusual del caudal de agua. Buscan que las  autoridades puedan adoptar el proyecto  para aplicarlo  en Cochabamba. 

Sergio Uscamaita, Laura Montaño y Pedro Lima.           NOÉ PORTUGAL
Sergio Uscamaita, Laura Montaño y Pedro Lima. NOÉ PORTUGAL
Jichisat, el equipo creado para alertar desbordes de ríos

Los últimos años Cochabamba vivió varios episodios de desastres naturales a causa del desborde de ríos. Además de la destrucción de las zonas aledañas, personas murieron y el drama se extendió hasta los     familiares. 

Sergio Uscamaita, Laura Montaño y Pedro Lima vivieron de cerca el aluvión que cubrió los bordes del río Taquiña y causó dolor en Tiquipaya. Poco después, emplearon sus conocimientos y crearon Jichisat, un equipo de alerta temprana ante posibles desbordes. 

“Hemos visto que ha habido muchas tragedias en Cochabamba y en Bolivia. El proyecto está pensado para colocar en cualquier parte, que sea versátil y que funcione en todo momento”, explica Sergio. 

El equipo tiene la forma de un tubo -puede variar el material según la zona donde se lo instale- que cuenta con un sensor que mide los niveles de agua para controlar la corriente. Este emite señales a través de wifi a un     banco de datos, que luego son enviadas a las personas a través de Telegram, inicialmente. Se busca que más adelante se pueda comunicar la información mediante mensajes de texto a los comunarios que viven en zonas alejadas y no cuentan con internet. 

“Se introduce el equipo en el agua y mide la altitud. Si el agua sube repentinamente, nos avisa que algo está pasando”, explica Uscamaita. 

Para tener un dato certero es necesario colocar varios de los tubos en diferentes puntos del río, así se podrá determinar que el evento extraño no sea aislado. 

“El nivel de agua está a 3cm. Está dentro del rango de desborde, se solicita evacuar zonas dentro del área 1 y 2”, dice uno de los mensajes de ensayo que emite el sensor cuando evidencia el incremento constante del nivel de agua. 

Para determinar que está lloviendo y hay un aumento en el caudal utilizan un pluviómetro. Si funciona de forma lenta quiere decir que la lluvia es suave y no representa mayor peligro. Sin embargo, si marca con rapidez el aumento muestra que hay un cambio y podría haber un desborde. 

El nombre del proyecto está inspirado en un personaje guaraní que se encarga de salvaguardar los ríos. Algo similar quieren hacer sus creadores. 

Uscamaita y Montaño son estudiantes de Ingeniería Electrónica, mientras Lima ya cuenta con el título de la misma carrera. Los tres están enfocados en el desarrollo de hardware y se dedican a crear equipos que sirvan a la población. 

Juntos participaron en el concurso “Hackathon: Desafíos en agua y cambio climático”, en el que obtuvieron en el primer lugar. 

Cuentan que llegaron con una idea diferente, pero en el proceso retomaron este proyecto que habían iniciado tiempo atrás y lo pulieron hasta que quede listo para su uso en cualquier lugar. 

Para el evento crearon el equipo con tubos PVC, pero se puede cambiar el material según el lugar donde se instale. Idealmente podría ser de metal. 

Actualmente, Laura está en la etapa final de su carrera y elabora su tesis de grado con este proyecto. Cuenta que planea implementar los equipos en el río de Arque, aunque podría añadir otros más.  

“Es una prueba de la idea y quiero aplicarlo en la realidad. Para que sirva”, dice.

Un problema con el que se enfrentan es la falta de financiamiento para expandir el proyecto y que tenga un impacto mayor. Por eso tienen como objetivo que la idea sea tomada en cuenta por autoridades o    instituciones que se dedican a prevenir y combatir los desastres ocasionados por desbordes de ríos. 

“Esto sirve para probar que tenemos la capacidad intelectual para hacer estos proyectos. Es hecho en Bolivia”, enfatiza Montaño.l