Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 05 de diciembre de 2021
  • Actualizado 01:32

El Griego, el emprendimiento grecoqhochala que homenajea un amor

La propietaria aprendió la gastronomía griega de la mano de su esposo, quien era de ese país. Ofrecen gyros, pastas, ensaladas y crepes. 

El Griego, el emprendimiento grecoqhochala que homenajea un amor. DICO SOLÍS
El Griego, el emprendimiento grecoqhochala que homenajea un amor. DICO SOLÍS
El Griego, el emprendimiento grecoqhochala que homenajea un amor

Los homenajes se pueden hacer de diferentes   formas, por ejemplo a través de la cocina. Así lo hace Tania Arancibia, actual propietaria de El Griego, un emprendimiento culinario que nació de la mano de su esposo, Tanasis Fotopoulos Panagiotis, quien era originario de Grecia y falleció en 2007. Ahora, como una forma de continuar con lo que él le enseñó, Tania retomó el restaurante, está vez junto con sus hijos para completar la unión.

El Griego comenzó a funcionar en 2000, como idea de Tanasis. En principio solo ofrecían espaguetis, pero, con el tiempo, ampliaron otros platos griegos y algunas preparaciones dulces. 

Luego del fallecimiento del propietario, Tania continuó el emprendimiento hasta que llegó la pandemia, lo que imposibilitó seguir por unos meses. Pero, para ella y sus dos hijos, Frida, de 20 años, y Saradis, de 16, era muy importante seguir con el legado de Tanasis pese a todas las adversidades. 

“Era un persona emprendedora, que tomaba riesgos. Cuando empezamos el restaurante, yo tenía un poco de temor porque no era mi área, pero él se animó de la noche a la mañana”, recuerda Tania sobre su esposo. 

Actualmente, ofrecen los tradicionales gyros hechos en pan pita con carne de cerdo y pollo, acompañados de ensalada de pimentón, tomate y cebolla, y salsa griega tzatziki hecha de yogur y pepino; se sirve acompañado de papas fritas. 

Asimismo, otro plato griego que ofrecen al cliente es el moussaka, que está elaborado con berenjenas, papas fritas, carne en tuco, salsa bechamel y queso gratinado al horno.

De la misma forma, tienen crepes dulces hechos con plátano y sandía acompañados de crema pastelera y chocolate; también tienen crepes salados de pollo con salsa bechamel, jamón y queso. 

Finalmente, tienen una variedad de pastas tradicionales y ensaladas. De hecho, como homenaje a su esposo, Tania creó el espagueti Tanasis hecho de carne de gyros con salsa roja. 

“Él me enseñó a preparar los platos y por eso decidimos seguir con su legado con el restaurante”, afirma Arancibia. 

El Griego abre de lunes a sábado, de 18:00 a 23:00. Está ubicado en la plaza de comidas Lincoln, en la calle Illapa casi Parque Lincoln. Pedidos a los teléfonos 67494781, 69472194 y 76430606. 

El restaurante, además de ser un emprendimiento que les permite generar ingresos, es un tributo de amor de una familia que mantiene presente a uno de sus integrantes y que lo recuerda a través de la comida. “Es un homenaje con mucho cariño a la memoria de él. Yo quiero inculcar en mis hijos esa valentía, esa fuerza, esa lucha y que ellos puedan enfrentar cualquier adversidad”, finaliza Tania.