Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 30 de junio de 2022
  • Actualizado 00:09

Giles, el sueño de cuatro amigos convertido en una tortilla

El emprendimiento ofrece una tortilla rellena de carne de res o pollo, papas fritas y cuatro salsas especiales de la casa. 

Giles, el sueño de cuatro amigos convertido en una tortilla

Con el objetivo claro de emprender y ofrecer al público algo diferente, cuatro amigos unieron sus ideas, probaron una y otra vez varias recetas, y crearon Giles, una nueva opción culinaria en Cochabamba. 

Según los propietarios, un “gil” es una combinación innovadora de varios productos, que incluye una tortilla, carne de res y pollo, papas fritas y tres salsas especiales: de ajo, queso y barbacoa. Todos estos insumos vienen sellados dentro de la tortilla. Pese a que se pueda comparar con otras empanadas, los clientes aseguran que son únicos.  

Alejandro García, de 23 años, Mauricio Zelada, de 22, Alejandro Villarroel, de 22, y Alejandro Bustamante, de 22, son las jóvenes mentes creativas detrás de este proyecto. 

“La idea es comer algo de forma más práctica porque va acorde al ritmo de vida más acelerado”, explica García. 

Los “giles” están inspirados en tacos franceses, pero adaptados a la comida boliviana. El desarrollo del producto duró alrededor de cuatro meses. “Estábamos pensando qué le podemos poner de nombre y ahí surgió la idea de los cuatro giles”, comenta, entre risas, Zelada.

Desde que se instaló en el mercado cochabambino, hace dos meses, el crecimiento fue exponencial. Los socios explican que el comentario “boca a boca” es su mejor publicidad y la recomendación de sus comensales les permite llegar a más personas. “Queremos darle al cliente un experiencia completa, que interactúe con nosotros, se sienta parte de la empresa. El nombre llama la atención y es fácil de recordar”, indica Villarroel.

Ninguno de los cuatro jóvenes tenía experiencia previa en la cocina, pero eso no los limitó para aprender nuevas cosas y aplicar lo que ya sabían. Zelada y Bustamente estudian Ingeniería Comercial, y García y Villarroel, Publicidad y Marketing. 

Asimismo, explican que la pandemia fue el impulso necesario para empezar a practicar desde cero hasta lograr su producto estrella. 

Este es el segundo emprendimiento de los socios, aunque el primero en relación a comida. “No nos llenaba, entonces pensamos en buscar algo que nos guste más y así surgió la idea. Dijimos ¿por qué no?”, relata Villarroel. 

La audacia y confianza de estos jóvenes da vida a Giles. Ellos recomiendan a otras personas que están en su situación que se animen y experimenten cuanto antes.

El emprendimiento atiende de lunes a viernes, de 15:00 a 21:30, en la avenida Gabriel René Moreno casi Simón López. Se pueden hacer pedidos al 62669980.