Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 05 de junio de 2020
  • Actualizado 08:26

Cuatro formas de mantener una dieta saludable

La constancia es el éxito de cualquier régimen alimenticio. Estos pasos te permitirán saber cómo debes manejar tus comidas sin descuidar tu salud. 

BIGMIR.NET
BIGMIR.NET
Cuatro formas de mantener una dieta saludable

Muchas personas piensan que hacer dieta es la solución infalible para perder peso. De hecho, buscan a través de estos métodos una especie de codiciado mapa del tesoro que les guíe hasta el santo grial de la pureza dietética (y estética). Y cuando lo tienen o cuando creen tenerlo, suelen depositar en él una confianza extrema, sin analizar todos los aspectos necesarios. La constancia es uno de los pasos principales para alcanzar el éxito de cualquier dieta y estos cuatro consejos son fundamentales para lograrlo. 

La palabra clave es adherencia

Da igual que sea una dieta baja en calorías, en hidratos de carbono o alta en proteínas. Con independencia de su estilo, su éxito dependerá de la facilidad que tenga una persona en particular para seguirla. Es decir, de lo “adherente” que se haga una dieta para alguien, de forma que esté más tiempo siguiéndola y sea constante.

El cambio del peso no es la vara de medir

Puede parecer un contrasentido que, si lo que queremos lograr es perder peso, no midamos la consecución del objetivo pesándonos. Pero no lo es. En este terreno, el éxito se debe buscar en mantener buenos hábitos alimenticios. 

Piensa en grupos de alimentos

Que no te hablen de gramos, calorías, ni nutrientes; el mensaje debe estar centrado en los alimentos que conoces. “Es conveniente rediseñar las más populares recomendaciones dietéticas y huir de aquellas basadas en agrupaciones simplistas de nutrientes que se relacionan mínimamente por una misma característica química”, explica el cardiológo estadounidense Dariush Mozaffarian. 

Que te guste, ¡fundamental!

Si pretendemos buscar la máxima “adherencia”, no podemos depender de la fuerza de voluntad. La alimentación, el acto de comer, incluye una serie de connotaciones que van más allá de lo meramente nutricional y que tienen mucho que ver con el disfrute y satisfacción obtenidos con esa ingesta. 

También está relacionado con condicionantes socioculturales y culinarios. Y será una constante a la que nos expondremos todos los días de nuestra vida y en repetidas ocasiones.