Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 22 de mayo de 2024
  • Actualizado 03:45

Eutanasia, entre la legalidad y el rechazo a ‘una muerte digna’

Siete países en el mundo realizan este procedimiento de forma legal y bajo estrictos requerimientos; sin embargo, hay aumento en las cifras.

Eutanasia, entre la legalidad y el rechazo a ‘una muerte digna’

El tema de la eutanasia volvió a causar polémica en el mundo las últimas semanas debido al anuncio de una joven holandesa acerca del acceso a la ´muerte asistida´ que le fue concedida por autoridades de su país, por sufrir profundas afecciones en su salud mental.

Lo cierto es que la ‘muerte digna’ siempre ha causado controversia en la mayoría de los países por el estrecho relacionamiento que se le ha dado con el tema del suicidio. Sin embargo, países en los cuales este procedimiento es legal tienen ciertos requerimientos, normas y mecanismos que las personas que deseen acceder al mismo deben superar y certificar.

Tal es el caso de Zoraya ter Beek, una mujer holandesa de 28 años, que ha decidido someterse a la eutanasia para poner fin a sus días a causa de una profunda depresión que ha marcado casi toda su vida, pese a no padecer ninguna enfermedad física terminal, según certifican su médicos.

La joven, residente de un pequeño pueblo cerca de la frontera alemana, ha vivido atormentada por su lucha contra la depresión, el autismo y el trastorno de personalidad limítrofe. Aunque tiene pareja y comparte su vida con dos gatos, considera que ha llegado al límite de su resistencia.

Tras enfrentarse desde muy pequeña a constantes desafíos de salud mental, los médicos le comunicaron hace poco que no había nada más que pudieran hacer por ella y que su situación no mejoraría. Una noticia devastadora que la impulsó a tomar la decisión de la eutanasia, prevista para mayo.

El procedimiento para ter Beek se realizará en su hogar, concretamente en su sofá, con su novio a su lado. No desea una ceremonia funeraria tradicional, en lugar de ello, su pareja esparcirá sus cenizas en un lugar especial del bosque que ambos han seleccionado. Aunque admite sentir miedo ante la muerte, considera que enfrentar este "desconocido absoluto" es preferible a continuar viviendo con un dolor insoportable.

7 PAÍSES 

Hay siete países en el mundo en los que el procedimiento de la eutanasia es legal, bajo rigurosos requerimientos y condiciones.

En España, en 2020, tras una votación en el Parlamento con 202 votos a favor, 141 en contra y dos abstenciones, la nación europea se unió a la corta lista de países en los que es legal la eutanasia y se reconoce el derecho de los enfermos en estados terminales a una "muerte digna". Autoriza su uso únicamente a personas que sufran una "enfermedad grave e incurable" o un padecimiento "grave, crónico e imposibilitante" que cause un "sufrimiento intolerable".

Países bajos, fue el primer lugar en el mundo en aprobar la eutanasia activa en abril de 2002, luego de que se tomaran diferentes decisiones judiciales con anterioridad que abrieron paso a la legislación. En 1973, un médico fue condenado por haber facilitado la muerte de su madre tras reiteradas solicitudes explícitas de eutanasia.

Poco más de un mes después de la aprobación en Países Bajos, Bélgica también legalizó la eutanasia y el suicidio asistido. Fue también, años después, el primer país del mundo donde se aprobó la eutanasia para menores de 12 años en casos de enfermedad terminal.

El Parlamento de Luxemburgo aprobó la legalización de la eutanasia en marzo de 2009. Los pacientes terminales tienen la opción de solicitar el procedimiento después de recibir la aprobación de dos médicos y un panel de expertos.

Zoraya ter Beek se someterá a la eutanasia en mayo.
Zoraya ter Beek se someterá a la eutanasia en mayo.

La eutanasia en Canadá es llamada "asistencia médica para morir" y fue legalizada junto al suicidio asistido en junio de 2016. El país establece estrictos requisitos, que van desde solicitar el procedimiento 10 días antes de ponerse en práctica, la presencia de dos testigos independientes y la aprobación de dos médicos, quienes deben confirmar que el paciente no tiene cura y que está en una avanzada fase de sufrimiento.

Nueva Zelanda fue la primera en el mundo en someter la eutanasia a referendo, junto a las boletas de las elecciones generales a finales de 2020. La mayoría de los votantes apoyó la medida, lo cual abrió las puertas para que el proyecto de ley entre en vigor el 6 de noviembre de este año, 12 meses después del recuento final de votos.

En otros lugares del mundo, aunque la eutanasia directa o activa está prohibida, existen regulaciones que permiten otras formas de "muerte compasiva", como el suicidio asistido, en el que el personal de salud entrega los medicamentos para terminar su vida al paciente, que debe tomarlos por sí mismo.

Esta práctica es legal en Alemania, Suiza, el estado australiano de Victoria y en los estados estadounidenses de California, Colorado, Hawái, Maine, Nueva Jersey, Oregón, Vermont y Washington y también en el Distrito de Columbia.

En muchas otras naciones es legal la llamada eutanasia indirecta o pasiva, en la que se suspende la atención médica o los tratamientos y se deja morir al paciente cuando ya no hay esperanza.  l