Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 17 de agosto de 2022
  • Actualizado 00:06

Dulce engaño, dulzura de sabores en un mundo rosa

El emprendimiento ofrece frappés y helados con licor, cafés y una variedad de masitas dulces. Tiene la temática de color rosa y cada pared es un fondo para fotografías. 

Este negocio nació de la mano de Javier Antezana y Katheryne Pardon quienes decidieron crear un negocio propio. DICO SOLÍS-GENTILEZA
Este negocio nació de la mano de Javier Antezana y Katheryne Pardon quienes decidieron crear un negocio propio. DICO SOLÍS-GENTILEZA
Dulce engaño, dulzura de sabores en un mundo rosa

Desde que se ingresa al lugar, globos en forma de corazones, flores, luces y casi todo lo que recibe a los clientes es de color rosa. Ese primer impacto visual introduce al visitante en un mundo lleno de dulzura, que se complementa con un espacio que simula una postal de fotos en cada pared. Así es Dulce Engaño, un emprendimiento dedicado a la cafetería y la repostería con temática rosa para quienes son amantes de ese color.  

Este negocio nació de la mano de Javier Antezana y Katheryne Pardo, un ingeniero biomédico y una contadora, quienes decidieron crear un negocio propio con una temática especial. Después de evaluar varias     opciones eligieron el color rosa como punto central. 

Empezaron poco a poco. Primero adquirieron un columpio que está en uno de sus salones, luego las flores, los corazones y así cada detalle fue complementando la idea. Finalmente, cuando tuvieron todo listo, realizaron la inauguración del emprendimiento, aunque no duró mucho abierto ya que a los 15 días se instaló la cuarentena rígida a raíz de la pandemia. Pero, si bien esto supuso temor en los socios, no impidió que sigan adelante. 

“Si hubiéramos sabido que iba a llegar la pandemia, quizá no nos hubiéramos arriesgado. Vimos cómo los negocios empezaron a cerrar y nosotros estábamos sobreviviendo, era increíble. (…) Sabemos que tenemos un buen producto. Por eso, arriesgarse fue la mejor idea”, dice Javier. 

Dulce Engaño ofrece una variedad de frappés, puede ser de mango, melón, oreo, chirimoya o naranja, y otros hechos con licor, entre los que resaltan el whisky, whisky con chocolate, vino, Four loko, singani y tequila. 

Asimismo, tienen helados de vainilla, frutilla y chocolate, y otros elaborados con tequila, beileys, Four loko, whisky, jägermeister y vodka con ositos. 

Javier sostiene que ambos productos lograron cautivar a los clientes y resalta que los helados son hechos con una receta especial de su mamá. 

Otra de sus preparaciones son las golosas, una masitas con forma de pene, que contemplan una experiencia especial para los visitantes, ya que son parte desde el preparado hasta el consumo.  

De la misma forma, también se puede encontrar cafés, brownies, alfajores, queques y cake pops, y se realizan tortas, pies o todo tipo de masas dulces a pedido. 

Dulce Engaño abren su mundo rosa de lunes a sábado, de 14:00 a 21:00. Está ubicado en la calle Chuquisaca entre Baldivieso y José Ballivián.