Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 06 de octubre de 2022
  • Actualizado 23:24

Dolce Vita Bakery, la dulce panadería italiana

Los creadores, originarios de Italia y Cochabamba, ofrecen panadería dulce y salada, pizzas y pastas con un toque hogareño.  Su especialidad es la masa madre. 

Dolce Vita es una panadería tradicional italiana, que ofrece masas dulces y saladas y varios tipos de pan. NOÉ PORTUGAL
Dolce Vita es una panadería tradicional italiana, que ofrece masas dulces y saladas y varios tipos de pan. NOÉ PORTUGAL
Dolce Vita Bakery, la dulce panadería italiana

La panadería italiana es conocida por su delicadeza, sabor e historia. Con la idea de extraer la esencia de esta gastronomía europea y emprender un negocio propio, el matrimonio conformado por Carla Cheda y Gianmaria Ambrosetti crearon Dolce Vita Bakery, una panadería que muestra lo mejor de la cocina de Italia en Cochabamba.

Ambos tenían experiencia culinaria previa. Así que eso los animó a dedicarse a lo que mejor sabían. Carla, originaria de Cochabamba, vivió en Italia durante varios años, donde conoció a su esposo, Gianmaria. En 2019, volvieron a Bolivia junto con la mamá de Ambrosetti, Luigina Coffetti, su hermana, Agata, y la hija del matrimonio, Lalie Gisel. 

Dolce Vita es una panadería tradicional italiana, que ofrece masas dulces y saladas y varios tipos de pan. Entre los preparados más destacados están el panetón italiano de masa madre; croissant, brioche, pan campesino y otros. La masa madre es su especialidad. 

El tiramisú es un postre estrella de Luigina, hecho con una receta secreta que, según dice, solo se la revelará a su nieta.

Asimismo, tiene pizzas tradicionales italianas hechas a la piedra. Tienen varios sabores, entre los que destacan la margarita, que incluye salsa de tomate, queso mozzarella, albahaca y jamón serrano, y pizza cuatro quesos con salame. Finalmente, ofrecen pastas con salsa boloñesa, pesto y        pomodoro. 

Comenzaron poco antes de la llegada de la pandemia. Durante la crisis sanitaria tuvieron que encontrar formas para seguir vendiendo sus productos. “No nos rendimos”, dice Carla. 

Ofrecían un servicio delivery que incluía paquetes con masitas dulces, panes de masa madre, conservas de la abuela, galletas artesanales, empanadas y una serie de productos más. “Los primeros meses de pandemia, nuestros clientes nos buscaban. Nos pedían el pan que hacíamos”, recuerda Carla. 

Pese a las condiciones duras, fueron creciendo y ganando el apoyo de más personas. Consolidaron su  marca y se mudaron a su nueva tienda para estar más cerca de los clientes.

Dolce Vita Bakery está ubicado en la avenida Villarroel y Juan Capriles. Atienden de martes a sábado, de 10:00 a 22:00, y domingo, de 17:00 a 21:00.