Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 16 de enero de 2021
  • Actualizado 01:33

La delicia del Pichón, De Cliza para el mundo

Se usa la paloma común o una especial llamada Moquiwana. El plato está acompañado de papa, chuño, fideo y ensalada, y se vende entre los 30 y 50    bolivianos. 

La delicia del Pichón, De Cliza para el mundo

Cada fin de semana, centenares de cochabambinos, y por qué no, bolivianos, tienen agendado visitar el municipio de Cliza. Un buen paseo, hermosos paisajes y buena compañía son los únicos aderezos que uno necesita para deleitar el exquisito Pichón, plato bandera que se encuentra en su mejor versión en la tierra de sus orígenes, a 37 kilómetros de la ciudad de   Cochabamba.

En el mercado central, se encuentra doña Silvia Luján, que desde hace más de 30 años deleita a propios y extraños con este delicioso plato. Sus secretos los aprendió de su madre, que le heredó el negocio después de 50 años de haber servido  a sus comensales, quienes la recuerdan y mantienen la esencia del lugar. 

El preparado del Pichón luce sencillo, pero nada comparado con su tremendo sabor. Se elabora con una pieza de paloma, hervida en un caldo especial, para luego ser puesta a la brasa. Se sirve acompañada de unas papas, chuño y fideo mezclados con maní y huevo, además de ensalada de tomate, zanahoria y cebolla.

El precio oscila entre los 30 y 50 bolivianos, dependiendo si se prepara con una paloma común, o las especiales llamadas Moquiwanas.

Cliza tiene la denominación de Patrimonio Gastronómico y Cultural de la provincia Germán Jordán desde el 2014, un orgullo del Valle Alto de la Llajta. 

Si quiere ver la producción audiovisual elaborada para el programa Yapame Case, de  OPINIÓN, debe leer el código QR, con una aplicación en su celular.