Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 27 de octubre de 2021
  • Actualizado 02:51

Cuidar plantas, un desahogo emocional

La cuarentena ocasionó el estrés de muchas personas. Si tienes un jardín, ya sea grande o pequeño, puedes encontrar en él una forma de liberar tus sentimientos. Estos son los cuidados más básicos que debes conocer.
Cuidar plantas, un desahogo emocional

Dicen que para cuidar un jardín hay que tener “buena mano”, pero, sobre todo, la regla general es desarrollar una conexión con las plantas que hay allí. 

En la actualidad, se ha mencionado que estos seres vivos toman un lugar importante en la sociedad millennial; sin embargo, a menudo nos topamos con el hecho de que no sabemos cuidarlas. Esto sucede porque, en realidad, no entendemos el grado de responsabilidad que la naturaleza requiere. Un vínculo y una conexión son fundamentales para entender que, antes que nada, no son simples objetos y no debemos verlos como un adorno más.

El cuidado de las plantas puede traer múltiples beneficios para la salud. Estudios sugieren que el simple hecho de mirarlas reduce la ansiedad, tienen un efecto calmante y ayudan a la salud mental. Además, se ha demostrado que pueden actuar como purificadores de aire naturales. Por otro lado, existen terapias hortícolas que permiten  bajar la frecuencia cardíaca, proporcionan un estado de relajación, y logran un nivel emocional y una sensación de paz. Sin embargo, ¿cómo cuidarlas?, ¿qué debemos saber? En esta época de confinamiento, pueden ser justo lo que necesitamos: un escape emocional. Estos son los cuidados básicos que debes saber.

¿Qué beneficios nos brindan las plantas?

Los aspectos positivos para la salud mental de la horticultura, la floricultura y la jardinería son amplios. El acto de cuidar plantas puede distraernos y aliviar el estrés. Así que puedes considerar esta actividad como la alternativa menos costosa de una terapia, ya que si no tienes el espacio o el dinero para comprar cierto tipo de planta, siempre hay opciones y algunas de ellas se pueden adquirir a precios asequibles.

¿Cuáles son los cuidados que debes tener?

Hay algunas reglas básicas cuando se trata de cuidar las plantas:

• Tipo o variedad. 

Lo primero que debes saber –o en su caso, investigar– es si tu planta es de Sol o de sombra. Eso hará toda la diferencia. No todas las plantas resisten o necesitan los rayos ultravioleta de la misma manera. Por ejemplo, las plantas que dan frutos o verduras –es decir, las hortalizas– se alimentan de la luz solar. Sin embargo, hay algunas ornamentales que son de sombra y que se alimentan únicamente de resolana.

• Cuidado y limpieza. 

Nunca debes olvidar la limpieza que las plantas requieren. Regarlas y ponerlas al Sol no lo es todo, también debes asear las hojas, desempolvarlas, asegurarte que reciban suficiente y necesaria agua –en exceso se pueden ahogar, por lo que se recomienda regarlas solo dos o tres veces a la semana–.

• Conocer los ciclos.

Es fundamental investigar y tener un conocimiento básico sobre cada tipo de planta ya que tienen diferentes ciclos. Por ejemplo, podarlas antes de tiempo puede impedir que florezcan. Cada una de ellas vive de diferente manera así que debes conocer sus necesidades.

• Cuidados en exteriores. 

Si tu planta está en una maceta, tienes que asegurarte que el agua drene. También, debes aflojar la tierra, es decir, removerla de vez en cuando para que las raíces respiren. Si la planta crece mucho, hay que cambiarla de jardinera. La lluvia las puede maltratar, por lo que en esa temporada quizá debas darles un cuidado especial. Lo mismo durante el invierno, las heladas pueden matarlas.

¿Cuántas horas de sol necesitan?

En este caso, todo depende del tipo de planta. Hay algunas que pueden estar todo el día en el exterior, pero hay otras que solo necesitan la luz solar directa por unas cuantas horas.  La falta de color o un tono amarillento en las hojas suele ser síntoma de falta de luz. No obstante, el exceso de rayos UV puede ser tan perjudicial como la escasez. Por ejemplo, durante la primavera hay que evitar el Sol directo.

¿Cuál es la mejor tierra?

Hay que tener claro una cosa: no se puede sembrar en cualquier tipo de tierra, ya que es un complemento fundamental del buen desarrollo de tu planta. Por eso, debe recibir buenos nutrientes como el abono natural de hoja y composta con los residuos orgánicos de tu cocina. Es importante regarlas en la mañana o en la tarde, ya que si se hace al mediodía, el agua se evapora y la planta no recibe el líquido que necesita.