Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 21 de mayo de 2022
  • Actualizado 03:04

¿Cuánto dura la menopausia? Y cómo saber si ya terminó

 La mayoría de los síntomas menopáusicos suelen desaparecer luego de un promedio de entre 7 y 9 años, pero alrededor de una tercera parte de las mujeres tendrá síntomas por una década o más.

¿Cuánto dura la menopausia? Y cómo saber si ya terminó. freepick
¿Cuánto dura la menopausia? Y cómo saber si ya terminó. freepick
¿Cuánto dura la menopausia? Y cómo saber si ya terminó

En medio de la presión de la vida laboral y familiar, surge una nueva preocupación para muchas mujeres en edad adulta relacionada con el periodo de la menopausia, cuándo inicia en concreto, cuánto dura y cuándo terminará esta etapa de cambios.

La “pausa” en la palabra “menopausia” podría insinuar que esta etapa de la vida es breve o temporal, pero los síntomas asociados a esta etapa pueden durar una década o más, y es posible que al menos una de las molestias nunca mejore.

Técnicamente, la menopausia empieza luego del último periodo menstrual de una mujer, informa Stephanie Faubion, doctora y directora de la Mayo Clinic Women’s Health. Pero, debido a que tu última regla no viene con una fanfarria que la anuncie y los ciclos menstruales suelen ser irregulares en esta época de la vida, los especialistas médicos no suelen diagnosticarla hasta que no haya pasado un año sin menstruar.

“Luego eres postmenopáusica por el resto de tu vida”, lo cual puede significar tanto como una tercera parte o la mitad de la vida de una mujer.

En Estados Unidos, la edad promedio del último periodo menstrual es a los 52 años, según el Departamento de Salud y Servicios Humanos. Pero cualquier momento después de los 45 se considera normal y alrededor del 95% de las mujeres alcanzan esta etapa de la vida para los 55 años, dice Faubion.

SÍNTOMAS 

Algunas mujeres experimentan una leve molestia y otras enfrentan síntomas que interfieren de manera significativa con su vida y trabajo.

La primera señal suele ser un cambio en el ciclo menstrual. Las reglas pueden hacerse más frecuentes o más espaciadas y el sangrado puede volverse más abundante o más escaso, dice Siobán Harlow, directora del Centro de Ciencia de Mitad de la Vida en la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Míchigan.

Estos cambios pueden ser impredecibles y desconcertantes y en las mujeres que experimentan sangrados más abundantes, es posible que esta pérdida sea peligrosa y requiera atención médica, indica Harlow.

BOCHORNOS 

Al mismo tiempo, las fluctuaciones de estrógeno pueden ocasionar que la persona “empiece a tener bochornos, sudores nocturnos, migrañas o no duerma bien o se sienta muy irritable”, apunta Faubion.

Luego pueden volver a tener algunos ciclos normales y un alivio en los síntomas seguidos de una resurgencia, explica. Hay un abanico de síntomas adicionales que también pueden ocurrir en esta transición, entre ellos depresión, ansiedad, niebla mental, cambios en la piel y el cabello, dolor de las articulaciones y sequedad vaginal.

“Una vez que pasas 60 días sin sangrar, te encuentras en lo que se conoce como transición menopáusica tardía; de ahí las mayoría de las mujeres experimentará su último periodo en un lapso de dos años”, apunta Nanette Santoro, profesora de obstetricia y ginecología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Colorado.

Entre los síntomas menopáusicos más comunes se encuentran los bochornos, a veces acompañados de sudoración nocturna; hasta el 80% de las mujeres los experimentan. En un estudio de 2015 realizado con alrededor de 1500 mujeres estadounidenses que experimentaron bochornos frecuentes o sudoración nocturna, los síntomas duraron en promedio 7.4 años en total, y por lo general comenzaron años antes de la última regla y continuaron en promedio 4.5 años después de esta.

Las mujeres que empezaron a experimentar bochornos antes en la transición (antes de pasar 60 días sin periodo) tuvieron que soportar más tiempo estos síntomas, un promedio de 11.8 años.

“Si empieza temprano puede resultar ser una menopausia muy larga y molesta”, dice Santoro. Y, dado esto “puede que quieras buscar atención más pronto que tarde”.

En otro estudio publicado en febrero, Harlow y sus colegas repasaron pruebas de que las mujeres negras en Estados Unidos también experimentaron, en promedio una menopausia más temprana y mayor incidencia de depresión y perturbación del sueño asociadas a la menopausia si se les comparaba con las mujeres blancas.

Las autoras proponen que dichas disparidades podrían estar relacionadas, al menos en parte, con las mayores penurias económicas y el estrés vital, las experiencias con la discriminación y una menor actividad física. Todos estos factores, observaron las autoras del estudio, “tienen raíces en el racismo sistémico”.

La mayoría de los síntomas menopáusicos suelen desaparecer luego de un promedio de entre 7 y 9 años, pero alrededor de una tercera parte de las mujeres tendrá síntomas por una década o más, dijo Faubion.

Un proveedor de servicios de salud bien informado en la menopausia puede ayudarte a navegar las opciones de tratamiento, que incluyen la terapia hormonal, que puede hacer que los síntomas sean mucho más manejables, añadió. (La Sociedad Norteamericana de Menopausia tiene una base de datos de proveedores aquí).

Uno de los síntomas que no suele mejorar es la resequedad vaginal, que puede ir acompañada también de coito doloroso, una mayor urgencia urinaria y a veces infecciones del tracto urinario más frecuentes, indica Faubion.

Estos síntomas solo empeoran con el tiempo así que vale la pena buscar tratamiento sin demora. Este puede incluir lubricantes de venta libre o humectantes o tratamientos de estrógeno vaginal que se surten con receta, agrega.

Una vez que llegas a la menopausia, indica Santoro, es técnicamente para toda la vida. Pero los cambios de la menopausia habrán llegado a su fin cuando sus otros síntomas mejoren. “Simplemente se van”, y algunas mujeres describen una sensación de “placer postmenopáusico” en esta etapa, señala Santoro.

Las fluctuaciones hormonales se estabilizan y para cuando las mujeres llegan a los 65 o 70 años con lo que lidian son más bien con los cambios del envejecimiento que con los de las hormonas reproductivas, asegura Harlow.

VENTAJAS

Hay algunas ventajas de atravesar por la menopausia. Por ejemplo, las condiciones dolorosas, como los fibroides y la endometriosis suelen mejorar, y ya no tienes que preocuparte por el periodo o quedar embarazada, comenta Faubion, que también enfatiza que las enfermedades de transmisión sexual siguen siendo un riesgo y una razón para seguir teniendo a la mano condones.

En este sentido, la menopausia es realmente un pasaje de la mediana edad y, aunque puede ser más largo y tormentoso que lo esperado, puedes esperar alivio cuando experimentas su final.

Especialistas recomiendan llevar siempre una buena alimentación acompañada de ejercicio constante, lo cual puede hacer más llevadera esta etapa.