Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 26 de septiembre de 2022
  • Actualizado 00:02

CÓMO mejorar el wifi en tiempos de pandemia

El confinamiento causó la saturación de la red. Por eso, estos trucos te ayudarán a mejorar la señal y realizar tus actividades virtuales sin problemas. 

CÓMO mejorar el wifi en tiempos de pandemia

No es ningún secreto que, a causa del confinamiento social provocado por la COVID-19, la red se encuentra sometida a un importante sobreesfuerzo. Tanto, que es posible que, mientras una persona está teletrabajando, o pasando el rato  con sus amigos en videojuegos, haya notado en más de un ocasión que sus dispositivos no tienen un comportamiento especialmente  fluido en internet. Sin embargo, con unos sencillos trucos es posible revertir esta situación y que el wifi de la casa se vuelva más robusto. 

COMPROBAR LA VELOCIDAD

Lo primero que se debe hacer es determinar la velocidad a la que está funcionando el router doméstico (el aparato encargado de proporcionar el internet). Para ello, se debe emplear un comprobador. Desde la empresa de ciberseguridad Kaspersky recomiendan, por ejemplo, Speedtest.net o nPerf.com. Aunque hay muchas más aplicaciones disponibles, como Test de velocidad de Google o los propios de las operadoras. 

ROUTER EN EL LUGAR INDICADO 

Puede sonar algo rudimentario, pero reubicar el router, en caso de que el reinicio no haya surtido efecto, puede ofrecer una solución al problema. “Lo normal es situar el aparato cerca de nuestro ordenador. Pero, en realidad, lo más práctico es colocarlo en una zona céntrica de la casa. Si lo situamos en los extremos de la vivienda, puede que la señal no llegue a la otra punta. Lo habitual es que la señal se extienda a través de círculos concéntricos. Por eso, si lo ubicas al centro, su cobertura llegará a más lugares. Si vives en una casa de varias plantas, instálalo en un piso intermedio”, explican desde Orange.

La operadora también recomienda colocar el dispositivo en un lugar  elevado y que no esté cerrado, como sería el caso de un armario: “Para que su funcionamiento sea óptimo, es mejor que esté a la vista y a la misma altura de los aparatos que se van a conectar a él. Intenta también que el router no esté cerca de elementos de metal o piedra, ni de muros macizos. Estos materia-les obstaculizan el paso de la señal”, indican.

OJO CON LOS VECINOS

Si la conexión sigue sin funcionar debidamente, existe la posibilidad de que sus vecinos se estén aprovechando de su red wifi. Hay formas, más o menos fáciles, de   descubirlo. Una de ellas pasa por el empleo de alguna plataforma. “Existen aplicaciones que permiten a cualquier usuario acceder sin proble-mas a la lista se equipos conectados. Una de ellas es Who is on my wifi”, apuntan desde Movistar. 

UTILIZA CABLES

En muchas ocasiones, la mejor opción para mejorar la conexión pasa por recuperar los odiosos cables. Aunque no se puedan utilizar en los dispositivos móviles o portátiles,  puede ser una opción conveniente para las consolas de sobremesa de tipo PlayStation 4 o Xbox One, cuyos usuarios juegan a menudo con otros participantes por internet. Conectarla directamente al router a través de su puerto Ethernet puede ayudar a la mejora de la velocidad.