Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 29 de febrero de 2024
  • Actualizado 13:34

Cómo comer con palillos: trucos para principiantes

Aprende a colocar estos utensilios y a comer con ellos de manera práctica, además de saber qué tipos hay y qué no se debe hacer

Los palillos son un utensilio muy utilizado en multitud de países asiáticos./ FREEPIK
Los palillos son un utensilio muy utilizado en multitud de países asiáticos./ FREEPIK
Cómo comer con palillos: trucos para principiantes

Los palillos son un utensilio muy utilizado en multitud de países asiáticos y son indispensables en algunas gastronomías como la nipona. En esta última, los palillos han sido declarados Patrimonio Cultural Inmaterial por la Unesco en el año 2013.

Aprender a colocar correctamente los palillos es fundamental para conseguir agarrar los alimentos. Al principio, si no estamos acostumbrados, puede resultar complicado y hay que tener en cuenta que los palillos no están indicados para todos los platos.

Sin embargo, este desafío se supera con paciencia, práctica y una serie de trucos que te enseñamos a continuación. Los pasos básicos para comer con palillos son los siguientes:

1. Prepara los palillos. Primero hay que alinear los palillos, ya que uno quedará fijo y otro será el que actúe como una pinza.

2. Sujeta los palillos correctamente. El palillo inferior, que es el que sostiene los alimentos, debe de estar colocado en el dedo corazón y apoyado en la base del pulgar. El palillo superior, el que se mueve, se controla por el dedo índice y el pulgar.

3. Practica el movimiento básico. Utiliza el dedo índice y el pulgar para abrir y cerrar los palillos. Asegúrate de que los extremos no formen una X y solamente se mueve el palillo superior.

4. Agarra los alimentos y elige los adecuados. Es el momento de poner en práctica el movimiento y agarrar la comida. Se recomienda empezar con sushi, trozos de carne o verduras cocidas. A medida que ganes experiencia puedes probar con arroz o fideos.

5. Disfruta de la experiencia. No te desanimes si las primeras veces se te caen los alimentos o sientes que no tienes la suficiente destreza moviendo los palillos, al final la práctica es esencial para ganar habilidad.

Al igual que existen ciertos accesorios que nos ayudan a coger mejor el bolígrafo a la hora de escribir, en el ámbito de los palillos se han desarrollado una serie de soportes que se colocan en los propios palillos para conseguir un mejor agarre.

Este tipo de ayuda extra es muy útil sobre todo para aquellas personas principiantes que están empezando a usar los palillos. Estas piezas, diseñadas en plástico, son sencillas de usar y de ajustar para ir cogiendo habilidad con los palillos.

Los palillos japoneses son más cortos (aproximadamente cuatro centímetros menos) que los palillos chinos y coreanos. Además, son más gruesos en la zona superior y finos en el extremo acabados en punta. En cambio, los chinos presentan una punta redonda.

Otra de las características es que los palillos japonenses suelen fabricarse en madera o bambú y en otras zonas de Asia se realizan palillos de metal, marfil o de plástico.

Además de aprender a comer con palillos, los asiáticos tienen una serie de reglas de uso. Entre los consejos más importantes están: 

No se deben compartir los palillos. 

• No se debe comer directamente de un plato central. Hay que colocar la comida en nuestro propio plato.

• No clavar los palillos en la comida.

• No jugar con los palillos.

• No señalar a otra persona con los utensilios.

• No se deben morder ni chupar.