Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 28 de enero de 2023
  • Actualizado 08:04

Coaching de salud Un medio efectivo para una vida saludable

Carlos Eróstegui R. Médico Neurofisiólogo y Coach de Salud.
Carlos Eróstegui R. Médico Neurofisiólogo y Coach de Salud.
Coaching de salud Un medio efectivo para una vida saludable

En la mentalidad general se cree que la salud es sinónimo de hospitales, médicos y enfermeras. Sin embargo, la salud tendría que relacionarse más bien con bienestar, satisfacción y disfrute de la vida. Partamos entendiendo que la salud personal es responsabilidad principalmente de cada uno y depende, en su mayor parte, de factores determinados por la misma persona, por ejemplo, su estilo de vida, alimentación, etc. De igual forma, la salud pública también es responsabilidad de cada uno, pues con nuestro comportamiento (por ejemplo, tirar la basura donde sea) afectamos al estado de bienestar de los demás.

Esto, en términos ideales, tendría que ser así, es decir, uno hacerse cargo de su salud, y seguramente mucha gente lo entiende de esta manera; no obstante, la gran mayoría acostumbramos a transferir la responsabilidad de nuestro estado de salud personal y el de la salud pública al sistema de salud, a las autoridades y, especialmente, a los médicos, sin querer asumir la responsabilidad de nuestra propia conducta que deteriora el estado de nuestra salud, incluyendo alimentación,  costumbres, actividades y, sobre todo, emociones.

Y aunque muchas veces pareciera que una persona se responsabiliza de su salud y de la de los demás, inconscientemente realiza actos que van en contra de ella y tiene reacciones que dicen lo contrario. La línea entre la consciencia e inconsciencia sobre la salud de uno mismo es muy tenue.

Hay un, relativamente, nuevo enfoque respecto a esto: el Coaching de salud; una práctica que justamente orienta a la persona a tener una relación distinta con lo que le ocurre a su cuerpo y le permite ser más proactiva respecto a su salud, tanto cuando está sana como cuando no, y le ayuda a conducirse hacia la mejoría, es decir que la orienta a dar los pasos adecuados para lograr el restablecimiento de su salud y al mantenimiento y prevención, pero no de manera paternal, sino más bien a partir de las propias características y circunstancias de la persona. El coach de salud es alguien que orienta para que la persona se ponga metas de salud y hace un acompañamiento para que ella alcance dicha meta o desarrolle habilidades que le impulsen a cambiar en pos de un estado saludable. Mediante esta práctica el coach hace que la persona se haga cargo de su propia salud, y el resultado es no solo que la persona se sienta más saludable, sino que también ella aprenderá a decidir y a tener el nivel de salud que quiera.  Dicho de otro modo, el Coaching de salud permite desarrollar el yo saludable de la persona, desde sus propios recursos internos, a partir de los siguientes pasos: toma de consciencia, asunción de responsabilidad y creación de autoconfianza. 

Los beneficios de este abordaje no son solo para la persona en sí, sino, como se ha venido documentando en los lugares donde se ha implementado esta práctica, también tiene un impacto en los sistemas de salud puesto que permite reducir significativamente los gastos tanto de hospitalización como los ambulatorios.

En resumen, el Coaching de salud es un medio muy efectivo para mejorar la salud personal y pública.