Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 21 de septiembre de 2020
  • Actualizado 16:13

Clementina: un toque familiar y extranjero

El restaurante tiene un diseño innovador en base a contenedores y cuenta con el trabajo de un chef italiano. Ofrece hamburguesas, pastas y también, el sabor mediterráneo.
Clementina. Dico Solís
Clementina. Dico Solís
Clementina: un toque familiar y extranjero

Con un amplio despliegue culinario del chef internacional Mauro Farris (italiano), el restaurante Clementina ofrece una importante variedad gastronómica uniendo la cocina tradicional con los sabores mediterráneos de Europa (España e Italia), Tailandia y otros países asiáticos.

“Nuestra meta es darle al cliente un espacio cálido en el que pueda disfrutar de una propuesta diferente respecto a otros lugares. La visión del contenedor es una idea innovadora de antaño. Este es un restaurante familiar”, señala Carolina Bustamante, propietaria y administradora del negocio.

El chef (su esposo) y ella llegaron a Cochabamba en 2017 luego de haber vivido una década en España. El objetivo es dar una comida sana y de calidad. La idea es que  los clientes disfruten la comida como si estuvieran en ese punto de origen, pero que, al mismo tiempo, se sientan en casa

Farris, el chef, también abrió restaurantes en Bogotá, Colombia. Proviene de las Cerdeñas en el país trasalpino. Vivió 13 años en España, dos años en Londres (Inglaterra) y dos, en la capital colombiana.  

Mauro cambió el concepto de las pastas, ya que las realiza a mano. El consumidor las recibe frescas, ni bien termina el procedimiento. Asimismo, las hamburguesas cuentan con dos salsas especiales, papas fritas, ingredientes de comida marina y los vegetales.

Hay platos mediterráneos como la fide wa o la paella (ambas de España), patae, cuencos asiáticos, comida tailandesa, cuscus marroquíes. 

“Los visitantes que vienen de Europa y otros países asiáticos se impresionan y resaltan que el chef logró el sabor como si estuviera en el punto de origen, lo cual es difícil porque no tenemos mar en Bolivia. Esto es complejo para darle la sazón al pescado o la paella”.

Cada día (incluido el domingo), el restaurante ofrece un plato diferente como especialidad de la casa. “Siempre hay tres o cuatro propuestas que varían y que pueden ser de cualquier parte del mundo. El chef incursiona de esta manera y a la gente le encanta esa variedad”.

El lugar hace fusiones como un picante de mariscos con calamar al que le agregaron el chuño y la zarza del tradicional picante de lengua qhochala. Clementina también vende los miércoles un pan de campo, que es hecho de masa madre (sin aditivos, ni conservantes).

Dirección: 

Calle Juan Capriles entre Santa Cruz y Pantaleón Dalence

Atención: 

De martes a sábado, de 18:30 a 22:30

Domingo de 12:00 a 15:30

Teléfono: 

4252152.