Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 31 de enero de 2023
  • Actualizado 12:08

Chioccolato, de la fisioterapia a los alfajores

La creadora combina su carrera con su habilidad para la repostería. Ofrece alfajores rellenos de chocolate, maracuyá, frutos rojos, pie de limón y brigadeiro, entre otros.

Nataly Bazoalto, es fisioterapeuta profesional. Durante muchos años ejerció su labor con niños y otros pacientes; sin embargo, uno de sus hobbies favoritos era la elaboración de alfajores. NOÉ PORTUGAL
Nataly Bazoalto, es fisioterapeuta profesional. Durante muchos años ejerció su labor con niños y otros pacientes; sin embargo, uno de sus hobbies favoritos era la elaboración de alfajores. NOÉ PORTUGAL
Chioccolato, de la fisioterapia a los alfajores

El talento para la repostería surge de forma innata en algunas personas, como es el caso de Nataly Bazoalto, quien, hace seis años, comenzó un emprendimiento llamado Chioccolato, dedicado a la elaboración de bocaditos, mesas dulces y, como producto estrella, alfajores artesanales estilo marplatense. 

Bazoalto es fisioterapeuta profesional. Durante muchos años ejerció su labor con niños y otros pacientes; sin embargo, uno de sus hobbies favoritos era la elaboración de alfajores, los preparaba para reuniones familiares o con amigos. De esa forma, le fueron haciendo pedidos y surgió la idea de emprender Chioccolato, hace seis años. 

“Me ayudaba a desestresarme, siempre me gustó hacer postres y repostería desde que era niña”, cuenta. 

Todos los productos que realiza son elaborados con ingredientes de primera calidad y tiene una amplia variedad de sabores. Ofrece alfajores con relleno de manjar, maracuyá, frutos rojos, pie de limón, trufas de coco y brigadeiro, entre otros. La cobertura es de chocolate semiamargo, blanco y de leche. 

El talento de Nataly es natural, nunca pasó clases de repostería, pero con la practica fue perfeccionando su técnica. Durante los primeros años del emprendimiento realizó sus actividades de forma paralela. Comenta que durante la mañana trabajaba como fisioterapeuta y en la tarde hacía los alfajores. “Ahora que soy mamá es un poco más complicado, hago los alfajores en las noches”, dice. 

También incursiona en la elaboración las tortas de diferentes variedades, entre las que resaltan la de chocolate, hecha de masa húmeda de chocolate y relleno de ganash, red velvet, mocca, nuez, almendra y vainilla. 

“Nos ayudó mucho el Facebook y nuestra página. Los comentarios fueron los que nos impulsaron, las personas nos recomiendan, incluso me escriben y me agradecen, eso nos motiva a mejorar nuestra calidad”. Asegura Nataly. 

Los alfajores se encuentran disponibles en la avenida América este pasando la plaza Tarija, al frente de la ex Normal Católica. Pedidos al teléfono 70360186.