Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 25 de enero de 2022
  • Actualizado 18:54

Cassola, comida casera y amigable con el medioambiente

Este emprendimiento  ofrece almuerzos y platos especiales. Utilizan envases biodegradables para no contaminar y evitar el contacto con el BPA de las bolsas plásticas.

Fabián Segovia y Raquel Melgar decidió crear su propio restaurante y servir almuerzos de alta calidad cuidando al medioambiente con envases biodegradables. DICO SOLÍS
Fabián Segovia y Raquel Melgar decidió crear su propio restaurante y servir almuerzos de alta calidad cuidando al medioambiente con envases biodegradables. DICO SOLÍS
Cassola, comida casera y amigable con el medioambiente

El sabor de la comida casera es peculiar. En un mismo plato se fusionan los ingredientes con el cariño de las manos que los preparan. Inspirados en esa idea, el matrimonio conformado por Fabián Segovia y Raquel Melgar decidió crear su propio restaurante y servir almuerzos de alta calidad cuidando al medioambiente con envases biodegradables. 

El emprendimiento, denominado Cassola, surgió con la premisa de ofrecer comida de buena calidad a un precio justo. “Decidimos abrir con mi esposa un lugar en el que atiendan como a nosotros nos gustaría que nos atiendan”, describe Fabián. 

Desde que abrieron, hace poco, fueron sumando clientes fieles que resaltan el sabor de sus preparaciones. “El almuerzo de casa se distingue de muy lejos con el almuerzo de pensión. El sabor que ofrecemos es lo que nos ha impulsado a crecer”, añade.

Por el momento, Cassola ofrece almuerzos, que varían cada día  durante casi un mes. Asimismo, dentro de poco tendrá a disposición platos especiales, como fricasé paceño –hecho con la receta de la bisabuela de Fabián– y paiche beniano. Y, de la misma forma, sándwiches de enrollado de cerdo. 

Una de las características del emprendimiento es que entregan sus preparaciones en envases biodegradables térmicos. El propietario explica que los plásticos desprenden tóxicos, como el BPA, cuando entran en contacto con el calor. Así que ellos buscaron mitigar ese impacto negativo utilizando otros materiales. “Eso garantiza que la comida no está con toxinas, además que llega caliente y se conserva el calor. Ninguno de nuestros envases es bolsa nylon”: 

Emprender un negocio propio siempre es un reto. Fabián, quien es administrador de empresas de profesión, tuvo la oportunidad de trabajar en varios negocios en Bolivia y Estados Unidos; además, fue parte de proyectos masivos en los que se encargó de proporcionar comida a cientos de personas, lo que le sirvió de experiencia para manejar un negocio culinario grande. Luego, con la ayuda de su esposa, quien es comunicadora social, pudieron crear Cassola. “Está dando frutos muy rápido. Ha sido muy bueno. Quiero vender lo que yo tanto he buscado en el mercado”, asegura Segovia.

Cassola abre de lunes a viernes, de 11:30 a 14:30. Está ubicado en la avenida Gabriel René Moreno #737 casi D’Orbigny. Pedidos al 72244718 - 67405114.