Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 26 de octubre de 2021
  • Actualizado 22:36

La Casa del Sabor, delicias argentinas

Ofrecen pizzas hechas con un queso mozzarella elaborado por ellos mismos. Además, tienen empanadas, dulce de leche, chimichurri y milanesas napolitanas, entre otros.

La Casa del Sabor, delicias argentinas. NOÉ PORTUGAL
La Casa del Sabor, delicias argentinas. NOÉ PORTUGAL
La Casa del Sabor, delicias argentinas

Luego de 30 años trabajando en el rubro de la gastronomía en Argentina, Luis Zeballos retornó a su lugar de origen, Cochabamba, con una amplia experiencia en la cocina que decidió aplicar en su nuevo emprendimiento denominado La Casa del Sabor, un espacio que ofrece lo mejor de la comida y los postres del país vecino. 

La situación laboral desfavorable que vivía Zeballos en Argentina lo llevó a tomar la decisión de retornar a Bolivia. Inicialmente, la idea era volver a descansar, pero al final se quedó y emprendió su proyecto propio.

El negocio comenzó hace cinco años con la preparación de las pizzas. Zeballos es muy exigente con la calidad de los ingredientes que utiliza, por eso, al no encontrar un queso que satisfaga sus expectativas, decidió elaborar su propia mozzarella, aplicando todo su conocimiento previo. “Tiene buena aceptación. Nuestra clave del éxito es el quesito, es lo que más resalta en nuestros productos”, indica. 

Luis destaca que todas sus preparaciones están hechas al auténtico estilo argentino, incluido el queso. “Es un proceso distinto. Tiene una maduración de 30 días para lograr un sabor rico. Es muy distinto a lo que hay en el mercado”, asegura y cuenta que, incluso, entregan su mozzarella a otras pizzerías. 

El horno del lugar, hecho de piedra, también fue construido por el propietario, quien resalta su pasión por hacer todo con sus propias manos. 

La Casa del Sabor ofrece una gran variedad de pizzas hechas a la leña, entre las que destacan la calabresa, napolitana y fugazzeta, que tiene la masa rellena con un kilo de queso mozzarella, doble capa de jamón y cebolla. “Por 25 años seguidos, todos los viernes, la comí, porque la probé, me enamoré y se me hizo tradición”, relata Luis sobre su pasión por la fugazzeta. 

Asimismo, ofrecen empanadas porteñas de carne y jamón con queso. También tienen en su menú milanesas napolitanas, de 120 gramos de carne seleccionada hecha con jamón, tomate y queso mozzarella, acompañadas con papas fritas. 

En cuanto a los postres, ofrecen dulce de leche argentino minuciosamente elaborado con una cocción entre 12 y 14 horas. 

Para quienes quieran probar sus productos en casa, además de la comida, tiene a la venta su línea La Pampa, que ofrece queso mozzarella, chimichurri y dulce de leche. También se puede comprar la milanesa cruda. 

“Todos se van satisfechos, recomiendan. El boca a boca es muy importante. Para mí, es muy satisfactorio que, cuando salgan, me digan ‘te felicito’. Trabajaría gratis si todo el mundo me dijera lo mismo. Mi felicidad y mi meta es esa”, asegura Zeballos. 

Este negocio es un emprendimiento familiar. Luis cuenta con el apoyo de su esposa y su mamá, además de dos trabajadores extras. “Me encanta cocinar, es mi sector”. 

La Casa del Sabor está ubicada en la calle Suiza #1645 entre Juan de la Rosa y Yuracaré. Atienden de martes a domingo, de 18:00 a 22:00. También reciben pedidos al 62620262. 

“Quiero que la gente que pruebe mis pizzas vuelva, no solo que venga una vez, sino que vuelva, que le guste y lo disfrute. A eso me dedico”, finaliza Zeballos.