Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 21 de mayo de 2022
  • Actualizado 01:26

Carnaval de São Paulo rinde homenaje a la vida con su cultura

Pese a que la fiesta más esperada de Brasil se atrasó debido al incremento de casos de COVID a principios de año, la celebración se hizo y estuvo marcada por la alegría, el reecuentro y la esperanza. 

Carnaval de São Paulo rinde homenaje a la vida con su cultura. EDUARDO  SCHWARTZBERG
Carnaval de São Paulo rinde homenaje a la vida con su cultura. EDUARDO SCHWARTZBERG
Carnaval de São Paulo rinde homenaje a la vida con su cultura

São Paulo, y todo Brasil, tuvo un Carnaval fuera de época debido a la pandemia de la COVID–19, que impidió la celebración el año pasado y este 2022 lo retrasó hasta abril por el incremento de contagios. La fiesta tuvo una significación especial, fue una celebración por la vida a través de la cultura y de la expresión que más representa Brasil en el exterior: la samba.

La Liga de las Escuelas de Samba de São Paulo (Liga SP) decidió para esta última versión dar el nombre de “Carnaval de la Vida”, un homenaje a la vida después de un tiempo difícil –recordar que Brasil es el segundo país con mayor número de muertos, solo después de Estados Unidos–. 

Por estas razones, los desfiles de Carnaval, que se hicieron entre el 16 y 23 de abril, llevaron a la avenida Sambódromo de Anhembi, ubicada en la zona norte de São Paulo, una energía especial, explosión de júbilo y de alegría inusitada, que en muchos casos llegó hasta las lágrimas de la emoción. 

Ese fue el caso de Lucas Alves de Carvalho, quien participa en la escuela de samba de Colorado de Brás y define su experiencia así: “Desde que recuerdo, el Carnaval hizo parte de mi rutina y de mi familia. Crecí con la samba siendo parte de mi vida y, como todos, me acostumbré a esperar ansiosamente cada febrero. Vivir esa pandemia ya fue terrible, y estar lejos de nuestro refugio fue aún peor. Estar de vuelta con nuestra fiesta, ver la alegría en todos los integrantes, poder cantar la samba de enredo de mi escuela no tiene precio. Todos los años hablamos aquel cliché ´siento como si fuera la primera vez’ y esta vez esa frase se intensificó. Amo el Carnaval. Es todo para mí”.

Así como Lucas otras personas crecieron con la samba. Los padres llevan a sus hijos e hijas desde que son niños a los ensayos, en los que se vive un clima familiar y en muchos casos una pasión que va a más allá del bailar, así como el fútbol,  debido a que varias escuelas de São Paulo tienen una fuerte conexión con equipos de fútbol. Una de las más conocidas es la escuela de samba Gaviões da Fiel que es reconocida por su lazo con el afamado equipo de fútbol Corinthias, o la Mancha Verde al Palmeiras o la Independiente Tricolor al São Paulo.

Otra de las figuras de la escuela de Colorado es el actual director de la batería Matheus Mattos, quien indica que el Carnaval 2022 fue, de lejos, una de las mejores experiencias de su vida. “Nosotros teníamos una     responsabilidad mucho mayor. Teníamos la misión de representar a las personas que perdimos durante la pandemia y enorgullecer a aquellas que esperaban un espectáculo. Des-pués de tanta tristeza, resumimos todo en un solo abrazo, un simple gesto que marcó el inicio de una nueva etapa”, explica Mattos, quien, con solo 24 años, ejerce uno de los roles más importantes en su escuela. 

Y, claro, las protagonistas de la fiesta son las hermosas mujeres que desfilan en la pista. Una de ellas es Cintia Mello, reina de la escuela Académicos de Tucuruví, quien segura que, a pesar de la experiencia, los nervios y la emoción son muy fuertes. “El sentimiento en este desfile fue de alivio, de victoria, de renovación, porque nadie imaginaba que íbamos a vivir una pandemia que se llevó a tanta gente, personas queridas partieron. (En mi caso) el sentimiento de renovación es por el hecho de convertirme en madre durante la pandemia. Gracias a Dios, Ana Laura (su hija) vino saludable, pero las dos tuvimos COVID. Por eso digo que somos sobrevivientes. Todos los que estuvimos en la pista somos sobrevivientes y a pesar de la tristeza necesitamos celebrar la vida, y el Carnaval es eso, vida, cultura, arte”, afirma. 

La pasión es tanta por el Carnaval que existen personas que retornan al Brasil cada año solo para desfilar en la avenida. Una de ellas es la bella Phoebe Vecchione, conocida como la gringa porque radica en los Estado Unidos hacer varios años. Ella vivió la experiencia de este 2022 con mucha gratitud. “Existía mucha incertidumbre sobre la realización del desfile y pisar nuevamente la pista fue inexplicable, somos sobrevivientes y nues-tro Carnaval es fuente de cultura y no puede parar. En mi experiencia de 11 años este fue uno de los más emocionantes, nunca lo olvidaré”, relata la musa de la Escuela Unidos de Villa María y madrina de la batería de la Independiente Tricolor.

Este Carnaval tuvo algo inusitado, los desfiles tanto en Rio de Janeiro como en São Paulo se realizaron en las mismas fechas, lo que obligó a varias personas que participan en ambas ciudades a escoger, o contratar un avión especial para ir de una ciudad a otra, como lo hizo Sabrina Sato, famosa presentadora de televisión y reina de la Gaviões da Fiel ,en Sao Paulo, y de Unidos de Vila Isabel, en Rio de Janeiro.

El Carnaval de la vida terminó con éxito y, si Dios quiere, volverá en 2023, porque como dice la famosa canción Não deixe a samba morrer “la samba es Carnaval, es vida, es cultura y es una pasión en Brasil”.