Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 29 de enero de 2022
  • Actualizado 00:59

Cacao, el placer de comer tortas en un espacio natural

El negocio está especializado en tortas, pero, además, ofrece café de especialidad, paninis y frappés. 

Andrés Rodríguez decidió empezar un negocio propio. NOÉ PORTUGAL
Andrés Rodríguez decidió empezar un negocio propio. NOÉ PORTUGAL
Cacao, el placer de comer tortas en un espacio natural

Con 23 años y luego de terminar la carrera de Gastronomía, Andrés Rodríguez decidió empezar un negocio propio y dedicarse a lo que le apasionaba: la pastelería. Cuatro años después, el emprendimiento se consolidó y está especializado en tortas. 

Cacao, como se denomina el negocio, ofrece tortas de diferentes variedades; cada mes presentan una especial con toques propios de la casa, como la de pie de limón, mocaccino, cookies, red velvet o la selva negra. Y, entre las que más destacan, están la de zanahoria y la de chocolate. El cliente puede encontrar las tortas en porciones individuales y grandes, desde la opción para 12 personas hasta la de 30.

Asimismo, otra de las ofertas de Cacao es el café boliviano de especialidad y los paninis, con la característica de que ellos elaboran desde la masa del pan, entre las variedades que disponen están el caprese, napolitano, americano, de la casa, italiano y el criollo, hecho con pesto de quirquiña, charque, locoto en escabeche y queso mozzarella. Además, ofrecen beagles, jugos y frappés.  

El joven, que ahora tiene 27 años, cuenta que comenzó con pocos productos, pero, poco a poco, fue creciendo y aumentando más preparaciones. 

Cacao cuida mucho la calidad de sus productos, por lo tanto, elaboran todo en el lugar y utilizan ingredientes nacionales. 

La decoración del emprendimiento también es algo especial ya que fusiona los jardínes naturales con detalles de madera . “A la gente le gusta que es un lugar céntrico, pero muy confortable, cálido, acogedor. Se siente como en casa”, sostiene Rodríguez. 

Andrés comenzó el negocio con un puesto de venta en una avenida, mientras aún estudiaba. Una vez que terminó su carrera decidió establecer un espacio físico. “Siempre fue mi sueño, desde chiquito, tener una cafetería”, afirma. 

La constante práctica le permitió crecer rápidamente y ganarse a sus clientes. “Emprendí sin saber nada de cómo administrar. Todo fue prueba y error. A los que quieren emprender, solo les recomiendo que tengan confianza en uno mismo”, aconseja. 

Pese a la dificultad que supuso los conflictos sociales del país y la pandemia, lograron superar los obstáculos y salir adelante. “Siempre estuvimos con buena cara, buscando nuevas formas de llegar a los clientes”, cuenta Andrés. 

Cacao está ubicado en la avenida América entre Pantaleón Dalence y Potosí. Abren de lunes a miércoles, de 08:30 a 13:00 y de 15:00 a 20:00, y de jueves a sábado, de 08:30 a 13:00 y de 16:00 a 21:00. Pedidos al 70716460.