Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 12 de abril de 2024
  • Actualizado 15:39

El Bodegón, el auténtico sabor de la carne a la parrilla

El restaurante ofrece cortes exclusivos, como la pollerita y el costillar, con cuatro horas de cocción. Solo usan carne nacional y su único ingrediente es la sal. 

/ NOÉ PORTUGAL
/ NOÉ PORTUGAL
El Bodegón, el auténtico sabor de la carne a la parrilla

Una parrilla con brasas expuestas al calor extremo, cortes enteros de carne de res y un solo ingrediente, sal. Así es como se prepara la comida en El Bodegón, un restaurante que ofrece lo mejor de la carne boliviana bajo el tradicional concepto culinario argentino, un bodegón donde se puede encontrar preparaciones en gran cantidad, alta calidad y a precios accesibles.

La idea nació de Gustavo Álvarez, un amante de la carne a la parrilla, quien se asoció con Juan Pablo Mejía para emprender el negocio.

El Bodegón se caracteriza por cocer sus carnes lentamente, alrededor de cuatro horas a fuego lento. Esto permite que la carne quede cocina, pero jugosa. “No hay nada similar en Cochabamba. Hemos tratado de diferenciarnos de esa forma”, dice Álvarez.

Entre sus cortes exclusivos y más cotizados están la costilla, vacío pollerita y el cuadril. Ofrecen tablas donde se puede encontrar al menos cuatro cortes de carnes acompañados de chorizo y guarniciones. Esta presentación incluye 1.5 kilos de carne.

Álvarez explica que el restaurante maneja tres aspectos fundamentales: la carne está sazonada solo con sal; utilizan solo producto nacional porque consideran que tiene un mejor sabor; finalmente, una vez que la carne llega al restaurante, pasa unos cuatro días en unos refrigeradores especiales, donde termina de madurar, gracias a la humedad expulsa las bacterias y eso permite que la carne esté más suave y con el sabor potenciado.

La carne que utilizan proviene de vacas con un grado de confinamiento 4, es decir, crecen en pastura en Beni y luego son llevadas al matadero en Santa Cruz.

“Queremos que la carne hable por sí sola. Si pruebas costilla, churrasco, cuadril o cualquier otro tipo de corte, todo sabe diferente, esa es la idea”, dice Álvarez.

El socio de El Bodegón, Juan Pablo, es experto en carnes a la parrilla. De hecho, él cuenta con otro emprendimiento similar llamado Pinchos. Gustavo comenta que unieron su pasión por la gastronomía   parrillera con el objetivo de ofrecer a la población opciones variadas para todo gusto.

“La idea de negocio es que comas carne en gran cantidad. Las guarniciones solo son el acompañamiento”, explica Álvarez a tiempo de mencionar que se puede encontrar arroz con queso, papa y yuca frita, ensalada mixta, papa huayco y k’allu.

“Toda nuestra atención es hospitalaria. La idea es que el cliente se sienta en su casa”.

Otro aspecto importante en El Bodegón es la oferta de vinos, especialmente Finca, un vino orgánico producido en Tarija que solo se encuentra en el restaurante. La idea es impulsar la cultura vinícola en Cochabamba con productos nacionales.

La pasión de Gustavo por la parrilla es evidente. Estudió Administración Turística y Hotelera y Gastronomía. Su sueño siempre fue tener un restaurante y El Bodegón es lo que resultó de su anhelo.

El Bodegón se encuentra en la avenida Juan de la Rosa y Félix Araníbar, frente al surtidor El Cristo. Abre de martes a sábado de 18:00 a 22:00, y los sábados y domingos atienden de 12:00 a 15:00. Se pueden hacer pedidos al 64889933.