Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 25 de mayo de 2024
  • Actualizado 18:56

Los beneficios de pararte en un solo pie

Mantener el equilibrio conlleva grande ventajas para el cerebro y el cuerpo. Además, es un buen ejercicio para evitar el sedentarismo.

Los beneficios de pararte en un solo pie. GETTY IMAGES
Los beneficios de pararte en un solo pie. GETTY IMAGES
Los beneficios de pararte en un solo pie

¿Quieres hacer algo que puede reducir tu riesgo de lesión, mejorar tu postura y tu calidad de vida? Toma un cronómetro y párate en un pie durante 30 segundos. Luego, haz lo mismo con la otra pierna. Esa es una manera sencilla de mejorar tu equilibrio. Y un mejor equilibrio significa una mejor postura y menos lesiones por caídas, que según la Organización Mundial de la Salud es la principal causa de muertes accidentales en todo el mundo, después de los choques automovilísticos. 

Nuestro equilibrio es mucho peor de lo que solía ser. Antes, pasábamos gran parte del día moviéndonos, ahora, muchos nos sentamos a mirar pantallas. Este estilo de vida más sedentario afecta nuestras habilidades de equilibrio y tiene un costo.

La buena noticia es que hay cosas que puedes hacer para mejorarlo, como pararte sobre un pie, que, según estudios, beneficia a tu cuerpo y cerebro.

"Desafortunadamente, comenzamos a perder nuestra capacidad de mantenernos erguidos desde aproximadamente la edad de 35-40, y de hecho, a veces, antes de eso", indica Dawn Skelton, fisióloga de la Universidad Caledoniana de Glasgow, Escocia. 

BALANCEADO

A medida que envejecemos, nuestros músculos tienden a debilitarse y nuestros cerebros no son tan buenos como solían ser integrando esas señales sensoriales para hacer sin esfuerzo esos pequeños ajustes que hacen posible el equilibrio. 

Perder esa habilidad no solo puede resultar en caídas, con consecuencias graves, sino que también nos puede hacer sentir inseguros. Y si piensas que aún te falta mucho para tener que empezar a preocuparte por este asunto, no es así: "Con cada generación somos un         poco menos activos, aunque suena raro porque tenemos todas estas pautas de actividad  física. 

Lo que pasa es que el equilibrio requiere que simplemente estés de pie e interactúes con tu entorno regularmente. Y, no importa qué edad tengas, cada vez pasamos mucho más tiempo con nuestras pantallas”, indica la profesional.

ACOGE EL BAMBOLEO

El sistema de equilibrio de nuestro cerebro tiene una capacidad increíble para compensar mediante la  creación de nuevas conexiones nerviosas. Es esa plasticidad lo que nos permite mantenernos erguidos y nos da el potencial para seguir mejorando. 

Cada vez que practicas la postura sobre un pie, es una oportunidad para recalibrar tu cerebro, formando nuevas conexiones y fortaleciendo la coordinación entre oídos, ojos, articulaciones y músculos. 

Los sensores en todas nuestras articulaciones y músculos siguen enviando retroalimentación al cerebro para que pueda aprender la mejor manera de mantenerte erguido. Si lo intentas, descubrirás que tu equilibrio puede mejorar sorprendentemente rápido.

Si estás trabajando en casa, es una excelente manera de romper el día sedentario y ayudar a corregir cualquier desequilibrio postural que pueda surgir simplemente por estar sentado.

SIGUE DESAFIÁNDOTE 

¿Lograste mantenerte parado en un pie sin problema? Ahora, cierra los ojos. Las señales de los ojos juegan un papel importante en el mantenimiento del equilibrio, lo que ayuda a explicar por qué pararse sobre una pierna es mucho más difícil si bajas los párpados. Si logras no caerte por 10 segundos con los ojos cerrados, lo estás haciendo muy bien

La profesora Skelton ha demostrado que, con la práctica, puedes alcanzar un minuto entero en una pierna con los ojos cerrados. Y una vez hayas dominado esa postura, puedes seguir afinando tu equilibrio haciendo caminatas en tándem, en las que practicas caminar como si estuvieras en la cuerda floja, poniendo un pie delante de otro siguiendo una línea recta.