Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 18 de septiembre de 2020
  • Actualizado 13:29

Ana María Gomes, embajadora de Unicef

La modelo refuerza su trabajo con el objetivo  de conseguir apoyo  para los niños.  
Ana María Gomes - foto - RAÚL RAMÍREZ
Ana María Gomes - foto - RAÚL RAMÍREZ
Ana María Gomes, embajadora de Unicef

Aunque es oriunda de Brasil, desde que llegó hizo de Cochabamba su hogar. No solo desarrolla su carrera y su pasión por el modelaje, también consolidó su propia familia y trabaja en varias áreas que le permiten colaborar a las personas que más lo necesitan.

Ana María Gomes fue nombrada este año embajadora de Unicef y se encuentra enfocada en la campaña “Un abrazo para cada bebé” con el objetivo de conseguir donaciones para todos los niños que están pasando momentos difíciles. Además, desde su profesión estudia Medicina también intenta ayudar. 

“Creo que es lo mínimo que un influencer puede y debería hacer. Vivimos tiempos donde el egocentrismo habla muy fuerte, pero el pensar en los demás es muy enriquecedor. Son experiencias que no tienen precio”, cuenta. 

Gomes es versátil. Comenzó en el modelaje en la agencia Ivana Sánchez, en 2012. Luego, fue parte de Chicas Premier durante cuatro años y, actualmente, trabaja de forma independiente a nivel nacional, sobre todo en Cochabamba, La Paz y Santa Cruz. 

Además de ser imagen de varias marcas, también incursionó en la televisión, en la red ATB La Paz, donde presentó varios segmentos, como noticias, deportes y farándula. 

Debido a la exigencia de su carrera tuvo que dejar las pantallas, pero no descarta volver en un futuro. “Fueron lindos momentos y pude aprender mucho. No es una puerta cerrada”, dice Ana María. 

Desde que llegó la pandemia del coronavirus muchas cosas han cambiado, sin embargo, ella toma las cosas con calma y saca lo mejor de esta compleja situación. “Yo más bien estuve muy agradecida con la pausa porque pude enfocarme en cursos online capacitadores y también darle un poco más de atención a mis plataformas digitales, pudiendo ofrecer contenidos de calidad”. 

Otro de los beneficios es que puede disfrutar al máximo de su hija Lotti quien recientemente cumplió dos años fruto de su matrimonio con el cantante Jonathan Hermosa. “Gracias al universo me tocó un esposo maravilloso, que es un padre muy dedicado y que me ayuda en absolutamente todo. Y gracias a él, logró hacer todo, él me ayuda y se desdobla en mil para que todo marche bien”, asegura. 

Entre los planes a futuro de la modelo de 27 años está comenzar su residencia médica y, en unos años, encargar un hermano para su pequeña.