Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 22 de octubre de 2019
  • Actualizado 02:36

CONTRA LA CRISIS MUNDIAL

Tres adolescentes que cambian el mundo

Desde sus espacios, las jóvenes luchan contra problemas latentes y de gran relevancia en el planeta. 
Greta Thunberg
Greta Thunberg
Tres adolescentes que cambian el mundo

E l activismo tiene hoy rostro de adolescente. Quizás se trate de un llamamiento desesperado de los más jóvenes ante la pasividad de los adultos, o quizás sea simplemente una casualidad, pero lo cierto es que el coraje de un pequeño grupo de adolescentes, la mayoría mujeres, está provocando grandes cambios en la conciencia de millones de personas de todo el mundo.

Greta Thunberg, Malala Yousafzal o Emma González son solo algunos ejemplos. Cada una lucha por una causa distinta, pero con el mismo fin: tener un mejor futuro.

Greta Thunberg (Suecia, 16 años)

En agosto de 2018, Greta Thunberg, una adolescente sueca que por aquel entonces tenía 15 años, decidió sentarse todos los viernes frente al Parlamento de Estocolmo para protestar por la inacción de los gobiernos mundiales ante los efectos del cambio climático en el planeta. Su pequeña acción llegó a oídos de millones de jóvenes de todo el mundo, que compartieron fotos de la protesta de Greta por las redes sociales. En unos meses la niña se había convertido en un símbolo mundial de la lucha contra el cambio climático y había conquistado el corazón de millones de personas.

En noviembre del mismo año, Greta fue invitada a realizar una conferencia TED en Estocolmo, un mes después, dio un discurso en la XIV Conferencia sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas, y en enero de 2019, participó en la Asamblea Anual del Foro Económico Mundial, que se celebró en la ciudad suiza de Davos.

Su influencia ha llegado a ser tan poderosa que el 15 de marzo de este año fue una de las principales impulsoras de las manifestaciones estudiantiles que se desarrollaron en torno a la Marcha Mundial contra el Cambio Climático, que movilizó a millones de jóvenes en más de 2.000 marchas en un total de 123 países.

Greta Thunberg ha fundado la ONG Fridays for Future, a través de la cual desarrolla numerosas actividades para concienciar a la población mundial sobre los peligros del cambio climático.

Emma González (Estados Unidos, 19 años)

Emma Gonzalez

El 14 de febrero de 2018 un joven llamado Nikolas Cruz irrumpió armado con un fusil en la Escuela Secundaria Marjory Stoneman Douglas, en Miami y causó una terrible masacre en la que murieron 17 personas.

Tras esa experiencia escalofriante, un grupo de estudiantes que sobrevivieron al tiroteo, lejos de amilanarse, decidieron emprender su particular cruzada contra la venta de armas en Estados Unidos.

Emma González, que por aquel entonces tenía 18 años, era una de esas estudiantes supervivientes, y emergió como una de los líderes de un nuevo movimiento activista. Junto con otros compañeros, fundó la ONG Never Again MSD (Nunca Mas otra Marjory Stoneman Douglas), una organización que nació para luchar por la prohibición de la venta de armas de fuego en Estados Unidos.

Tres días después del tiroteo, el 17 de febrero de 2018, González pronunció un apasionado discurso de 11 minutos que marcó un antes y un después. En aquella disertación, Emma tachaba de enorme mentira las leyes de venta de armas y animaba a los jóvenes a posicionarse claramente en contra de la venta de armas.

Malala Yousafzai (Pakistán, 21 años)

La activista Malala

La tarde del 9 de octubre de 2012, cuando Malala Yousafzal tenía 15 años, fue abordada por un hombre armado, mientras viajaba en su autobús escolar. Aquella persona, que sabía muy bien quién era su víctima, le disparó a la adolescente tres veces y una de las balas atravesó su frente. Pese a la brutalidad del ataque, Malala consiguió sobrevivir y días después fue evacuada a un hospital de Birmingham (Inglaterra) para recibir un tratamiento especial.

Varios años atrás, y pese a ser aún una niña, Malala ya se había convertido en un símbolo de la lucha por los derechos civiles de las mujeres de Pakistán, sobre todo de la zona del valle del río Swat, en la provincia de Pakhtunkhwa, donde los talibanes habían prohibido la asistencia de las niñas a las escuelas.

A principios de 2009, Malala, cuya familia dirigía varias escuelas en la región, empezó a escribir en un blog para la BBC, en el que detallaba cómo era su vida bajo la ocupación de los talibanes y sus ideas sobre el papel de las mujeres en Pakistán. Un año después, un periodista de The New York Times llamado Adam B. Ellick realizó un documental sobre la vida de la joven y su lucha contra el Gobierno.

El documental la catapultó definitivamente a la actualidad internacional, fue entrevistada por varias cadenas de televisión y varios periódicos, y fue nominada para el Premio de la Paz Internacional de la Infancia por el conocido líder anti-apartheid sudafricano Desmond Tutu.

En 2014, a la edad de 17 años, Malala Yousafzai recibió el Premio Nobel de la Paz, convirtiéndose en la persona más joven en acceder a este galardón. En la actualidad,  reside en Inglaterra y se ha convertido en un símbolo de la lucha de las niñas y mujeres por el acceso a la educación.l