Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 05 de diciembre de 2021
  • Actualizado 22:27

4 maneras en las que el cambio climático afecta tu bolsillo

4 maneras   en las que  el cambio climático afecta  tu bolsillo. THE GUARDIAN
4 maneras en las que el cambio climático afecta tu bolsillo. THE GUARDIAN
4 maneras en las que el cambio climático afecta tu bolsillo

El cambio climático puede tener un efecto directo en tu cuenta bancaria. No solo porque sube el precio de los productos que compras y las cuentas que pagas cada mes, sino porque si vives en una zona expuesta a eventos climáticos extremos, puedes llegar a perder tu casa o tu empleo. 

Al incremento de la temperatura se suma a una creciente cantidad de desastres naturales como huracanes, sequías, inundaciones y otros fenómenos que ponen en riesgo la vida y la economía. Estos eventos afectan la disponibilidad de productos y servicios esenciales como los alimentos, el agua o la electricidad. Y hacen subir sus precios. Aquí te explicamos cuatro maneras en que el cambio climático está afectando tu bolsillo.

1. AUMENTO EN EL PRECIO DE LOS ALIMENTOS.

Uno de los efectos más severos del cambio climático ha llegado a las cosechas. Desastres naturales como sequías, inundaciones, incendios o huracanes han aumentado en los últimos años y las proyecciones científicas indican que si la temperatura del planeta continúa subiendo al ritmo que lo está haciendo ahora, las cosas serán más complicadas.

Por otro lado, la producción de cereales en América Latina y el Caribe ha disminuido, en medio de las graves sequías que han afectado a la región. "Cualquier catástrofe incide fuertemente en la actividad económica y, por tanto, en el precio de los productos", explica Mercedes Pardo-Buendía, catedrática en la Universidad Carlos III, España.

2. AUMENTO EN LA CUENTA DE LA LUZ Y DEL AGUA.

El aumento en el valor de los recibos de luz no es homogéneo. "Depende de cómo produces la electricidad y de otros factores como los subsidios gubernamentales que existen en varios países", señala Mark Maslin, profesor de Geografía en Reino Unido.

Pero en aquellos países afectados por sequías y cuya fuente de electricidad proviene de la energía hidroeléctrica, existe un impacto en el precio de la luz.

En todo el mundo, la electricidad se está volviendo más costosa debido a la transición desde las energías producidas con combustibles fósiles a energías alternativas renovables. "En los hogares, será más cuantioso el recibo de la luz, pero estos también verán el aumento del precio de los bienes de consumo pues el aumento en el precio de la electricidad termina impactando en el costo final de los productos", explica Pardo-Buendía.

3. MAYOR GASTO EN SALUD.

La contaminación del aire, por ejemplo, ha provocado graves efectos en la salud de las personas.

Según la Organización Mundial de la Salud las muertes provocadas por la contaminación atmosférica llegan a cerca de 7 millones al año. Pero, una investigación realizada por científicos de las universidades de Harvard, Birmingham y Leicester llegó a la conclusión que más de 10 millones de personas mueren cada año debido al aire contaminado.

Por otro lado, científicos han alertado que el cambio climático está creando condiciones ideales para la transmisión de enfermedades infecciosas.

Según el último informe anual de la revista médica británica The Lancet, el peligro de infecciones por malaria está aumentando en áreas más frías, mientras que las costas del norte de Europa y Estados Unidos son cada vez más propensas a las bacterias que producen gastroenteritis y sepsis. Y en las regiones cálidas, es más fácil que se propaguen enfermedades como el cólera o el dengue. 

4. MENOS CRECIMIENTO ECONÓMICO.

"El cambio climático representa la mayor amenaza a largo plazo para la economía mundial", señala una investigación hecha por el Swiss Re Institute.

Las consecuencias más duras ocurrirán en los países más pobres, especialmente en aquellos situados en regiones tropicales o bajas, altamente expuestos a sequías o al aumento del nivel del mar.

En paralelo, "si bien la riqueza mundial está aumentando, la desigualdad entre países persiste y los países de bajos ingresos se están quedando más rezagados en términos de su participación en la riqueza mundial", sostiene Juergen Voegele, vicepresidente de Desarrollo Sustentable del Banco Mundial.

Aunque estas consideraciones puedan sonar muy lejanas, a nivel de finanzas personales, un menor cre-cimiento económico y una mayor inflación, afectarán tu bolsillo más tarde o más temprano. 

El transporte eléctrico sería más eficiente, agrega, y con el paso del tiempo eso puede reducir el costo para los usuarios. A final de cuentas, explica, vivir en un ambiente con el aire más limpio mejorará la salud de las personas y les ayudará a reducir sus gastos médicos y los de los servicios públicos.