Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 16 de julio de 2020
  • Actualizado 13:09

ASTRONOMÍA

El 2020 traerá lluvias de meteoros, eclipses parciales y otros fenómenos

Los eventos de mayor preponderancia van a ocurrir a finales de este año. El Observatorio Astronómico Nacional de Tarija prevé, entre otras cosas, una conjunción de Júpiter, Saturno y la Luna (diciembre). Para marzo y mayo están programadas las “súper lunas”, cuando el satélite natural de la Tierra luce gigante en el cielo.

Fenómeno natural que permite ver la Luna durante el día.
Fenómeno natural que permite ver la Luna durante el día.
El 2020 traerá lluvias de meteoros, eclipses parciales y otros fenómenos

Varios eventos astronómicos podrán ser observados desde Bolivia este 2020. Será una serie de fenómenos que en su mayoría, la gente disfrutará “a simple vista” sin demasiados implementos especiales. Claro que los binoculares y telescopios ayudan a mejorar la experiencia.

A pesar de aquellos que serán parcialmente visibles en el país y de los que no saldrán en los cielos nacionales, este 2020 aguarda fenómenos espectaculares como lluvias de meteoritos, súper lunas (marzo y mayo), eclipses parciales y la conjunción de dos planetas (Júpiter y Saturno) con nuestro satélite natural para finales del año. Este es el listado preliminar del Observatorio Astronómico Nacional de Tarija.

La mayoría de estos fenómenos astronómicos de 2020 se podrán observar a simple vista. Aunque el uso de binoculares o un telescopio, sin importar mucho su potencia o alcance, puede mejorar la visión. Es una linda actividad”.

¿QUÉ ES Y CUÁNDO VIENE LA “SÚPER LUNA”?

Esto ocurre cuando el satélite natural de la Tierra se presenta como “luna llena” y, a su vez, está en su punto de órbita más cercano a la Tierra. El nombre astronómico de este fenómeno es Luna en Perigeo. 

Pavel Espinoza, del centro astronómico de Tarija, informó que dos “súper lunas” tendrán lugar este año.

La primera se desarrollará el lunes 9 de marzo y la otra tendrá lugar el jueves 7 de mayo. Ambas serán visibles en Bolivia.

“Se trata de un fenómeno agradable a la vista. Es visible sin mayores implementos tecnológicos. Claro que binoculares y/o telescopios permiten disfrutar el evento astronómico de mejor manera. Es algo esencial que el cielo esté despejado para apreciar la ‘súper luna’ a cabalidad y observar este peculiar fenómeno”, explica Espinoza.

FENÓMENOS HISTÓRICOS Y BRILLANTES

De acuerdo con la información del Observatorio Astronómico Nacional de Tarija, un esperado e histórico evento astronómico se desarrollará dentro de tres meses. 

A principios de abril, Venus estará cerca del pico de su aparición nocturna más alta y próximo al cúmulo estelar de las Pléyades, tal y como estaba en abril de 2012 (hace ocho años) y también repetirá esa posición en abril de 2028 (en ocho años). Será posible seguir esta maravilla en el país.

A pesar de que no será visible en el país, un evento destacado se desarrollará en un mes. El 18 de febrero solo con telescopios —aunque sirven también prismáticos potentes—  los bolivianos podrán disfrutar de un evento inusual: la Luna se deslizará frente a un rojizo Marte. Las vistas serán posibles desde América del Norte, América Central y el extremo norte de América del Sur, Cuba y Haití.

Como fue el caso de 2018, el 2020 será un año espectacular para Marte. El Planeta Rojo llega a la oposición al Sol el 13 de octubre, en la constelación de Piscis, visible desde el anochecer hasta el amanecer y brillando y más brillante que Júpiter. Tan resplandeciente se vuelve que, entre el 29 de septiembre y el 28 de octubre, suplantará a Júpiter como el segundo planeta con más luz y se convertirá en el tercer objeto más brillante en el cielo nocturno (por detrás de la Luna y Venus). Se podrá apreciar en Bolivia.

El “plato fuerte” de este tipo de eventos ocurrirá el 21 de diciembre. 

Júpiter, Saturno y la Luna estarán en conjunción en un evento que solo ocurre cada 20 años. Este será el encuentro más cercano de estos dos planetas desde 1623, ya que estarán separados por solo un quinto del diámetro aparente de la luna llena. Este fenómeno histórico será visible en nuesro país. 

LLUVIAS DE METEOROS

Este será el fenómeno astronómico más repetido en 2020 y todas las secuencias serán visibles en Bolivia salvo una, entre finales de agosto y finales de septiembre, que se apreciará mejor en el norte de América. “Es una experiencia fascinante para el ojo humano”, acotó Espinoza.

Una de las más esperadas llegará dentro de siete meses aproximadamente y recibe el nombre de “las Perseidas”.

Su máxima actividad se produce entre el 10 y el 13 de agosto en la constelación Perseo.

El primer registro de esta lluvia de meteoros, sucedió en agosto del año 36 después de nuestra era y fue hasta 1835 que se identificó como un fenómeno periódico que parecía brotar de la constelación Perseo, constelación visible para el hemisferio sur en el horizonte noreste. Este fenómeno astronómico es también conocido como “Lágrimas de San Lorenzo”. 

“Las Perseidas es, sin lugar a dudas, una de las lluvias más importantes del año, asociadas al también afamado cometa 109P/Swift-Tuttle. Este enjambre meteórico, con partículas no más grandes que un grano de arroz, es atravesado por la Tierra durante más de un mes, dado que se mantiene activo entre el 15 de julio y el 25 de agosto. Presentan una velocidad de 60 kilómetros y pueden producir unos meteoros muy brillantes que nos deslumbran”, describió el Observatorio.

Otra lluvia de meteoros será “las Leónidas”. Los observadores podrán centrar su atención en esta particular lluvia en la zona de la constelación Leo después de las 2 de la mañana en el horizonte este. Será del 14 al 21 de noviembre de este año.

Antes, viene la lluvia de meteoros “las Delta Acuáridas”, que tendrán el 28 de julio su máximo punto de actividad con un total de 20 meteoros por hora. 

El Observatorio Astronómico Nacional de Tarija recomienda dirigir la mirada, el binocular o el telescopio hacia el horizonte este a partir de la medianoche, ya que Acuario se encuentra a esa hora en una posición magnífica en el cielo. 

Con sus 41 kilómetros, los meteoros de esta lluvia presentan una velocidad angular moderada-rápida, dependiendo de la distancia al radiante y la altura en el horizonte en que se observe. 

Estas tres lluvias de meteoros son consideradas de las más esperadas de 2020.

También es importante destacar la lluvia “Alfa Aurígidas” en la constelación Auriga o Cochero. Podrá ser vista entre el 25 de agosto y el 5 de septiembre después de las 2 de la mañana hacia el horizonte noreste. Su actividad prevé llegar hasta los 10 meteoros por hora. Sin embargo, será más visible en el norte de América. 

La primera semana de junio podremos observar una zona fácil de identificar en el horizonte este: el complejo de Escorpio-Sagitario con siete corrientes meteóricas asociadas. Las Tasas Horarias Zenitales (THZ) de esos radiantes son bajas pero, en su conjunto, la observación es interesante con 15 meteoros por hora. Constituye una buena práctica, dado que se pueden observar elementos de velocidades moderadas, antes y después de la medianoche.

Entre los radiantes proyectados en las proximidades de las Sagitáridas, podríamos destacar un par de ellos. Las “Zeta Ofiúquidas” en la constelación Ofiuco que alcanza un pico máximo en torno al 13 de junio con cinco meteoros por hora. Puede presentar meteoros brillantes caracterizados por su velocidad moderada y lenta. Lo propio el radiante de las Omega Escórpidas alcanza su mayor actividad en torno al 15 de junio, presentando también meteoros de velocidades lentas.

Entre el 20 y el 23 de octubre, después de la medianoche se produce una lluvia de meteoros muy activa: “las Oriónidas (ORI)”,  es el mes del encuentro de nuestro planeta con un chorro de partículas dejadas a su paso por el cometa 1P/Halley, que nos brindan una  fabulosa lluvia de meteoros en una de las constelaciones más conocidas: “Orión (las Tres Marías)”.

La última lluvia meteórica será “las Gemínidas”, que tendrán su pico máximo entre el 14 y el 15 de diciembre con 60 a 120 meteoros lentos y elegantes por hora.

ECLIPSES 

El mismo 14 de diciembre habrá un eclipse solar total: la Luna cubrirá completamente el Sol. Aunque solo algunas partes del sur de Chile y Argentina podrán verlo a cabalidad. Grandes porciones del sur de Sudamérica, apreciarán un eclipse parcial, como será el caso de Bolivia. También tendrá lugar un  eclipse penumbral de Luna, que será el 30 de octubre, que se verá en Asia, Australia, el Pacífico y América. Dará algunos vestigios en Bolivia.

El 5 de junio habrá otro eclipse penumbral de Luna que podrá ser apreciado (con dificultad) en Europa, África, Asia y Australia. No será visible en Bolivia. Prepárate para los eventos astronómicos de 2020.