Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 15 de septiembre de 2019
  • Actualizado 06:38

Verónica Saba, apasionada por elmodelaje

La cochabambina está dedicada a la formación de nuevas generaciones de modelos de pasarela.
Verónica Saba, apasionada por elmodelaje


Para muchas modelos su paso por las pasarelas es fugaz, una etapa temporal antes de incursionar en otras actividades personales. Pocas son las que, al margen de tener una trayectoria consolidada, se dedican a la enseñan- za del modelaje. Verónica Saba Buitrago es una de ellas. Hace cinco años dirige e impulsa la Academia Premier Models y es coordinadora oficial de Chicas Premier.

Sin duda, es un referente del modelaje en Cocha-bamba. Su amplia experiencia sobre las pasarelas y su versatilidad para posar ante las cámaras para campañas publicitarias, la dotaron de los medios y las técnicas necesarias para enseñar los secretos para ser una buena modelo.

Verónica incursionó en el mundo de la moda a los 16 años, de la mano de la agencia La Meson, dirigida por Marcelo Antezana. Un año después, su carrera como modelo comenzó su cuesta arriba al ser elegida para formar parte del grupo de Chicas Premier dirigida por Ricardo Issa, y de las Magníficas de Pablo Manzoni.

A lo largo de su carrera, Vero –como la llaman su entorno cercano- ha modelado en varios eventos internacionales: Ford Models en México, Mega Models en Brasil, Roberto Giordano en Uruguay y Argentina, y en otros desfiles en Colombia e Italia. Fue imagen de la empresa colombiana Colcafé y azafata de varias empresas en las ferias internacionales de Cochabamba y Santa Cruz. Además del modelaje de pasarela, también participó en un corto cinematógráfico para Discovery Channel y dos producciones nacionales, una de Tadeo Haenke y la otra, “La banda de los cogoteros”.

Hoy en día, Verónica -al margen de la escuela de modelaje- incursionará en otro proyecto personal que tiene que ver con el cuidado de perros callejeros.

Nota: Las imágenes de la portada y esta página fueron captadas por el reconocido fotógrafo colombiano Luis Pérez, durante una sesión de fotos en La Paz. l